El tiempo en: Arcos
Viernes 19/07/2024  
Publicidad Ai
Publicidad Ai

Almería

Mojácar, en calma tras la tormenta de la presunta compra de votos

El sol y el buen tiempo acompañan este domingo a los votantes en Mojácar en una jornada electoral que poco se parece a la tormenta vivida días atrás

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
  • Una mujer ejerce su derecho al voto en un colegio electoral. -

El sol y el buen tiempo acompañan este domingo a los votantes en Mojácar (Almería) en una jornada electoral que poco se parece a la tormenta vivida días atrás con la detención de siete personas por la presunta compra de votos por correo a favor del PSOE.

Mientras otros disfrutaban a esa hora de un café reparador, nada más abrirse las urnas depositaba su papeleta el candidato socialista a la Alcaldía, Manuel Zamora. En su candidatura van dos de los detenidos de una presunta trama que pagaba entre 100 y 250 euros por cada voto: Francisco Bartolomé Flores y Cristóbal Vizcaíno, números 2 y 5, respectivamente.

La casualidad ha querido que Zamora haya acudido a votar a un colegio llamado Bartolomé Flores, el mismo nombre del padre de uno de los detenidos, que fue alcalde del pueblo. “Flores es un apellido muy común y hay muchos Bartolomés”, explica Zamora.

PSOE y PP son los que más interventores y apoderados tienen en este colegio electoral, que divide a los algo más de 3.800 llamados a las urnas entre los residentes en el pueblo antiguo y los que viven en la zona de la playa, los más numerosos.

Los votantes saludan por igual a unos y a otros, y se paran incluso con los socialistas para ver cómo están. Muchos lo hacen con un acento que denota que su idioma natal es el inglés.

Zamora ha declarado a los periodistas que ha recibido “cientos de mensajes de ánimo” y que ha quedado atrás lo peor de esta “tormenta de dos o tres días”, mientras insiste en respetar la presunción de inocencia de los detenidos.

Eso sí, se muestra “apenado” por el “daño” provocado a las familias socialistas y al propio pueblo de Mojácar y su reputación, además de por cómo se desarrolló la operación de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil, que, según él, “reventó las puertas de sus casas como si fueran narcos”.

Zamora asegura que la gente "está votando condicionada por una situación que se ha dado a tan solo a tres días de las elecciones. Y, por tanto, no sabemos si puede resultar que perdemos o que el efecto 'boomerang' por el cabreo generalizado que nos transmite la ciudadanía se pueda volver en contra del Partido Popular”, dice.

La alcaldesa de Mojácar, Rosa María Cano (PP), votará al final de la jornada porque es interventora. Según ha declarado a EFE, la jornada discurre con normalidad excepto por “alguno que increpa con algún insulto”.

Aunque no concurre a la reelección -es la número dos de la lista del PP-, Cano cree que las elecciones se ganan por el trabajo realizado durante cuatro años: “El electorado te vota o te castiga para hacer una renovación”, afirma.

Añade que el suyo es un “pasito al lado” porque seguirá “participando activamente en la política municipal”, pero quiere dejar espacio a la “gente joven” tras 16 años como alcaldesa.

Gente joven como Francisco García, el candidato popular a la Alcaldía, quien asevera que todo discurre “tranquilo, como se esperaba” en una jornada en la que “los ciudadanos de Mojácar se han movilizado".

García asegura a los periodistas que el voto por correo “está llegando”, que “hay seguridad” para que todo sea “correcto” y que la Policía Local y la Guardia Civil "están al pie del cañón”.

Sobre el presunto caso de compra de votos, ha dicho que se trata de una “situación muy complicada” para un pueblo pequeño como Mojácar, además de “desagradable” en lo personal. “Espero que esto no se repita más”, ha insistido.

Aunque reconoce que “un gran número de votos por correo” puede “decidir el resultado” de las elecciones con un censo electoral tan pequeño, prefiere no valorar si los votantes que se acerquen al CEIP Bartolomé Flores estarán condicionados o no: “Esto es un caso único en la historia de Mojácar”, finaliza. 

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN