Quantcast
El tiempo en: Arcos
Sábado 03/12/2022  

Alianda

Flamenco On Fire, un festival para volver

Pamplona se ha llenado de compás y sus calles han bailado por bulerías durante cinco días de agosto

Publicado: 31/08/2022 ·
10:58
· Actualizado: 31/08/2022 · 11:03
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • José Mercé y Manuel Cerpa, desde el balcón del Ayuntamiento de Pamplona.
Autor

Juan Garrido

Periodista jerezano, director y presentador de 'Alianda', el espacio flamenco de Publicaciones del Sur

Alianda

El flamenco es objeto de estudio, opinión e información en este apartado que nace en Jerez pero que abarca toda la actualidad andaluza

VISITAR BLOG

Llegué a Jerez el pasado domingo con el firme objetivo de volver a Pamplona en la próxima edición si así la vida me lo permite. Flamenco On  Fire no me ha decepcionado, todo lo contrario. Desde que nació en 2014, este encuentro en el norte de España de cada verano se ha ido consolidado por su singularidad y por el nivel artístico que propone su programación.

En esta edición han desfilado por el balcón del Ayuntamiento de la ciudad nombres tan relevantes como Juanito Villar, José Mercé o Juana la del Pipa. En menos de un metro cuadrado, si situaron estos artistas con su correspondientes guitarras para hacer disfrutar a los cientos de ciudadanos que se agolpaban en la plaza a pesar del sol o la temperatura. Hay que destacar el aspecto gratuito de estas actividades que no hacen sino acercar a los que menos saben de flamenco a que, al menos, puedan interesarse después de escuchar a estas leyendas de la época.

En Pamplona también se tiene en cuenta a la juventud, por lo que la organización, liderada por Arturo Fernández, ha contado con José ‘El Berenjeno’, Ismael de la Rosa ‘El Bola’ o Alonso Núñez ‘El Purili’, cuyos triunfos han sido incontestables. En el saco de los jóvenes podríamos incluir a María José Llergo, cordobesa que se aleja del flamenco tradicional para sumarse a la nuevas corrientes “rosalianas” en las que juegan un papel fundamental la puesta en escena posmoderna, una modulación de voz fantasiosa y un mensaje premeditado y hasta pretencioso. La música también se ve definida por lo electrónico y teclados. Es otra de las claves de este certamen, el abrir el discurso flamenco a variantes menos ortodoxas, supongo que para llegar a públicos más amplios. Así se puede entender la presencia de grupos como Los Volubles, Cristian de Moret o María Toledo.

La presencia de Rafael Riqueni o Pepe Habichuela ha demostrado que la tierra de Sabicas sabe valorar a los maestros de la guitarra, labor educativa que también ha desarrollado este festival. Rafael llegó y triunfó, porque solo quien tiene el don de emocionar puede hacerlo sin abrir la boca. Lo de Pepe es otro cantar, llega pero se queda durante todos los días paseando, conviviendo y disfrutando. Es como el icono de este On Fire. Manuel Parrilla ha arrancado multitud de aplausos, y el joven Manuel Cerpa ha acompañado con gran solvencia a José Mercé tanto en El Oripandó como desde el balcón, al igual que Nono Reyes con Villar. La guitarra gusta y mucho aquí.

Carmen Linares también ha sido protagonista en esta edición, en la jornada inaugural en Tudela, localidad vecina que ha acogido algunos eventos con idea de expandir el fuego por la comunidad. Israel Fernández fue el encargado de cerrar la muestra con su espectáculo Ópera Flamenca, junto al mago Diego del Morao, en Baluarte. Siempre aplaudido y sincero, el de Toledo da lo mejor de sí y acrecienta su imagen de primera espada en estos momentos. Por ese escenario pasó el día antes la compañía Estévez y Paños, con La Confluencia, una obra más que exquisita y con una variedad de estilos, figuras, recuerdos y movimientos que hacen del espectáculo un viaje romántico y entretenido por la historia del cante y el baile del siglo XX, con su contexto social.

Mari Peña y Antonio Moya han estado presentes tanto encima del escenario como debajo, compartiendo conferencia con Fermín Lobatón. El apartado de charlas y ponencias es fundamental para entender el desarrollo de este festival que, además, cuenta con un ciclo de cine en el que se ha abordado perfiles como el de Paquera de Jerez, Terremoto, Manolo Sanlúcar… la muerte de Manolo causó el estupor en la jornada del sábado.

La prensa ha sido bien tratada, valorada y abrazada por el equipo de Prado Arenas, una grandísima profesional. Enhorabuena a todos ellos y gracias por crear la energía más idónea para que el flamenco se viva con intensidad y pasión. Tengo que volver.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN