Quantcast
El tiempo en: Arcos
02/10/2022  

IU toma el SAE pidiendo la movilización contra la crisis

Alertan del avance de la pobreza en los pueblos de la comarca como consecuencia del paro. Reclaman otro PER, más estabilidad laboral y el cambio del modelo económico en la Sierra

Publicidad Ai Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
  • IU y el Sindicato Andaluz de Trabajadores lucieron una gran pancarta a las puertas del SAE y del INEM de Arcos.
Altos cargos de Izquierda Unida (IU) en la provincia, entre ellos los alcaldes de Espera, Olvera, Puerto Serrano y Alcalá del Valle, secundaron una concentración y posterior encierro en las instalaciones del SAE y del INEM en Arcos para protestar por lo que consideran la pasividad de los gobiernos central y autonómico ante la crisis económica. Durante el acto instaron a los funcionarios y personas que realizaban sus trámites en esos momentos a parar la actividad y escuchar los mensajes que los políticos lanzaron.
La iniciativa partió del último comité comarcal, donde se eligió el SAE de Arcos por tratarse de un lugar por donde pasan cientos de parados al día. Como explicó el alcalde de Espera, Pedro Romero, en otros puntos de la Sierra se celebrarán movilizaciones con idéntico fin, siendo la próxima una manifestación el viernes 30 de enero en su propia localidad, así como cada miércoles concentraciones de una hora en las oficinas de empleo de la comarca. Todos estos actos desembocarán en una manifestación en la capital y una huelga general.
IU contó para éste y otros actos con el respaldo del Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT), con el que compartió una gran pancarta situada a la entrada de la oficina de empleo.
Romero señaló que la situación de crisis es “peor de lo que pensábamos”, denunciando al respecto que “las ayudas son escasas y no están llegando a la gente”. Por el contrario, manifestó que “El Gobierno tiene que recapacitar y tomar otra línea de ayudas porque en estos momentos lo que prima es que las personas puedan subsistir”.
El líder político y sindical señaló que su coalición está dispuesta a “arrimar el hombro” como piden el Partido Socialista y el Gobierno, pero siempre y cuando las medidas se vuelquen en los desempleados “y no en los bancos”, a los que culpa de la asfixia económica de muchas familias que se han hipotecado con ellos durante los últimos años.
En medidas concretas, IU propone la creación de un sistema como el antiguo Plan de Empleo Rural (PER) que procure una renta mínima que garantice la subsistencia, es decir, del 75 por ciento del Iprem, a lo que añaden más casas de oficio y escuelas talleres, amén de otras políticas de formación en especial para los jóvenes.
Romero criticó el papel que están desempeñando en la crisis los sindicatos españoles mayoritarios, UGT y CCOO, a los que acusó de actuar bajo los criterios y órdenes del Gobierno central.
El alcalde de Olvera, Fernando Fernández, se refirió a “una crisis sin precedente que golpea, si cabe, con mayor fuerza en la Sierra”, en alusión a las alarmantes cifras de paro y a la precariedad laboral. “Los parados pican a las puertas de los ayuntamientos exigiéndoles que la administración local sea la más cercana y la que responda antes”.
También lamentó que la economía de la comarca se haya basado en “el ladrillo” y que ahora se paguen las consecuencias de la falta de otro tipo de industrias generadoras de empleo. El mismo consideró que, junto a las cifras del desempleo, lo más alarmante es que “están en peligro las pequeñas empresas, los autónomos, las cooperativas…”.
Por último, el alcalde trasladó la crisis a su pueblo para denunciar que comienza a haber familias “que luchan por la subsistencia, que no tienen los ingresos más elementales que les permitan garantizarle una comida”. Tal es la situación que el alcalde de Olvera adelantó que se está estudiando la creación de un comedor social en algunas localidades.
Respecto a la Junta, pidió que se recorten partidas de, por ejemplo, publicidad institucional, y que el empleo sea tenga un carácter más estable.

TE RECOMENDAMOS