“Vivimos en un lugar privilegiado que inspira a cualquiera con un mínimo de sensibilidad”

Publicado: 10/01/2022 · Jose Antonio Benítez Macías
El escritor pradense publica ‘Raigambre. Poemas desde la raíz’
Con el título de ‘Raigambre. Poemas desde la raíz’, ve la luz el nuevo libro del escritor de Prado del Rey Miguel Ángel Rincón, colaborador desde hace más de diez años de este semanario de forma incansable con sus artículos de opinión. En esta ocasión, vuelve a sorprendernos con “un poemario donde abundan las imágenes, la adjetivación y los recursos de estilo. La musicalidad y el lirismo emotivo de sus versos se convierten en melodía, en canción que nos atrapa de manera sutil y nos lleva hacia espacios de contenidas emociones, abriéndonos a un universo de reflexión sobre esos tres pilares donde se apoya y se asienta la poesía para existir: el amor, la vida y la muerte”, expresa la editorial ‘La Serranía’.

“Leerlo es como transitar por veredas y senderos casi olvidados de la memoria y no deja indiferente a nadie, porque a pesar de su personal e íntima visión del mundo, nos hace partícipes y coprotagonistas esperanzados de las mismas situaciones reales o imaginarias, vividas o tangiblemente soñadas que sus poemas nos presentan”.

¿Qué sentido tiene el título de ‘Raigambre. Poemas desde la raíz’? ¿Guarda relación con tus raíces geográficas y familiares o es una especie de vuelta atrás a tus orígenes como escritor?

–Con este título he querido representar lo que el lector se puede encontrar en el interior del libro. Esta raigambre de versos e imágenes recuperan en negro sobre blanco la niñez perdida, el regreso a aquellos lugares en los que fuimos felices alguna vez, el recuerdo cariñoso a familiares (los que ya no están y los que siguen estando), etc. También hay una mirada íntima hacia la naturaleza, nuestros ríos, nuestros bosques..., en definitiva, nuestra Sierra. Con este poemario cierro etapas, tanto literarias como personales, y escribo, como digo en el subtítulo, desde la raíz.

¿Por qué ahora un poemario?

–Este libro ha sido totalmente sorpresivo, porque yo iba escribiendo poemas pero sin pretensión de publicarlos, al menos de momento, pero José Manuel Dorado, que es el responsable de la editorial ‘La Serranía’, me comentó la idea de hacer un poemario. Me puse a reunir los poemas que ya tenía y a escribir otros nuevos y apareció ‘Raigambre’. Los versos van muy en la sintonía de esta editorial alcalareña. Uno no decide cuándo publicar, sino los poemas, los relatos, las novelas… y, evidentemente, el editor.

¿De qué hablan tus poemas? ¿Qué has querido transmitir más allá de la belleza de sus versos? ¿Qué te ha inspirado?

–Mis poemas hablan de lo que han hablando los poetas a lo largo de la Historia: del Amor, del paso del tiempo, de la muerte, etc. Cada cual trata de darle un enfoque diferente, más o menos original, más o menos acertado. Con este libro he pretendido transmitir de un modo muy ‘sui géneris’ el amor universal, es decir: el amor hacia lo que nos rodea, familia, lugares especiales, medio ambiente…, en definitiva, todo lo verdaderamente importante, lo esencial, la raíz de todo. Vivimos en un lugar privilegiado que inspira continuamente a cualquiera que tenga un mínimo de sensibilidad. Nuestra comarca posee pueblos bellísimos, yo estoy completamente enamorado de Prado, Zahara, Espera, Grazalema, Villaluenga, El Bosque (y su río), Bornos…, y por supuesto, Arcos. En la última parte del libro, quizás como un epílogo no premeditado, se encuentra el ‘Tríptico Poético al Dolmen de Alberite’. Lo conforman tres poemas inspirados por ese milenario monumento y fue escrito ‘in situ’, tanto es así que los bosquejos de esos poemas los escribí dentro del mismo dolmen. Hay allí una energía especial.

¿Quién ha ilustrado la cubierta del libro en esta ocasión?

–Pues repite Isabel Fabero, que también ilustró ‘El universo entre nosotros’, el anterior libro. Lo cierto es que trabajar con Isabel es de lo más mágico a la hora de ir dándole forma al libro, porque tiene una facilidad asombrosa para convertir en dibujos la esencia del conjunto de la obra poética. A veces le explico alguna idea y es algo así como telepatía. Me hace sospechar que tiene poderes suprasensoriales. Hablando en serio, me parece una gran ilustradora con una vis artística impresionante. Les animo a ver parte de su obra pictórica en su Instagram: @isabelefe

¿Te ocurre como a otros escritores que han encontrado en la pandemia un momento de cierto sosiego para meditar y acabar escribiendo? ¿Ha sido o está siendo la pandemia una justificación inspiradora en tu caso?

–Algunos de estos poemas sí fueron creados en el confinamiento, en plena pandemia. Cuando no podíamos salir de casa, uno se asomaba al balcón por la tarde y veía en el horizonte las montañas de la Sierra de Grazalema, o mirábamos en plena noche desde las azoteas o patios al cielo y veíamos las estrellas brillar. Qué pequeña y frágil es en realidad la humanidad, ¿verdad? Todo eso también me sirvió de inspiración.

Tu carrera fluctúa entre la poesía y la novela, ¿te sientes más cómodo en un campo que en otro o ambos son hermanos e íntimos?

–Más bien sería, creo yo, entre la poesía y los artículos de opinión. Lo de la novela es nuevo para mí. En febrero saldrá a la venta mi primera novela corta, la publicará la editorial ‘Entre Libros’ y me llevará, si el COVID lo permite, a la Feria del Libro de Barcelona. A pesar de que escribir esta novela ha sido muy divertido, me siento mucho más cómodo en la poesía.

¿En qué otros proyectos te sumerges en este recién estrenado nuevo año?

–Pues en cuanto pueda comenzaré con las presentaciones de ‘Raigambre’, continuaremos con las presentaciones de ‘El caso Passion’, que así se llama la novelita, y seguiremos con las actividades del Ateneo Cultural Almajar de Prado del Rey, que no es poca cosa.

© Copyright 2022 Andalucía Información