Quantcast
El tiempo en: Arcos
02/10/2022  

Arcos

La piscina del Mesón de la Molinera es una verdadera factoría de waterpolistas y nadadores

Como cada verano, la piscina del popular Mesón se convierte en un hervidero de waterpolo y natación, con cursos de natación de varios los niveles

Publicidad Ai Publicidad Ai

El equipo de waterpolo benjamín de Manuel Rosado, dispuesto a desarrollar todo su potencial para llegar a ser grandes deportistas.

Mientras unos siguen atentamente la explicaciones del monitor, otros solo piensan en lanzarse al agua para refrescarse cuanto antes.

Una vez en el agua, los ejercicios individuales darán paso a los apasionantes partidillos y a la disputa incesante por el balón.

El conjunto infantil que entrenan Miguel Carrera y Juan Rosado ofrece un aspecto envidiable y augura un futuro prometedor.

La técnica del pase y del tiro es algo que se trabaja a fondo durante las sesiones de entrenamiento.

Están ya en marcha, como es tradicional por estas fechas estivales, las escuelas de waterpolo en la piscina del Hotel Mesón de la Molinera en las categorías benjamín, alevín e infantil. Estos últimos entrenan cuatro días, de lunes a jueves, mientras que benjamines y alevines lo hacen dos días a la semana durante una hora al día. También se cuenta con los cursos de natación, donde existen los niveles 0, 1 y 2.

Tanto en waterpolo como en natación, hay una gran cantidad de participantes (sobre 25 en cada categoría de edad), por lo que la satisfacción de los monitores y responsables del C.D. La Molinera-Waterpolo es generalizada. Los monitores de los equipos de waterpolo son Miguel Carrera, Álex Ríos, Manuel Rosado y Juan Rosado, con la organización y coordinación de Stefan Verhoeven. Los monitores de los cursos de natación son Ana Fernández, Diego Blanco, Carlos Rivera, Arancha Troncoso y Roberto Blanco.

Las escuelas deportivas se desarrollan a lo largo de los meses de julio y agosto, culminando a finales de agosto y principios de septiembre con los clásicos torneos veraniegos de waterpolo. Los precios de los alumnos alevines y benjamines son de diez euros al mes, mientras que los infantiles abonan 15 euros. Los ejercicios para los más pequeños son muy básicos y tampoco se pretende complicar las cosas en exceso a los mayores porque son nuevos en su mayoría. Se suele hacer un calentamiento de las articulaciones fuera del agua. Una vez en la piscina, se continúa calentando con natación utilizando los distintos estilos -crol, espalda, braza y mariposa-, para seguir con la posición básica del waterpolista, el “pie de bicicleta” y ejercicios individuales de pase, desplazamiento y tiro y 1-contra-1 y 2-contra-2. 

TE RECOMENDAMOS