Quantcast
El tiempo en: Arcos
02/10/2022  

Arcos

La lluvia de la semana favorece a los cultivos y a los embalses

Las precipitaciones ayudan al algodón y a la inminente siembra del cereal, pero aún tiene que llover mucho para que los pantanos recuperen reservas

Publicidad AiPublicidad Ai
  • La lluvia ha reaparecido felizmente esta semana, en uno de los años más secos de lo que llevamos de siglo XXI.

Aún no ha comenzado el otoño pero el término municipal ya ha recogido desde el pasado lunes en torno a 25 litros de agua de lluvia por metro cuadrado. El registro es de ayer a mediodía. A todas luces, la cantidad de lluvia que reflejan los pluviómetros es insuficiente para la agricultura vigente y para el llenado de los embalses. 

Arcos, como el resto de Andalucía, ha sido partícipe del cambio brusco sobre los cielos desde este pasado fin de semana. El huracán Danielle va dejando sus últimos coletazos en forma de borrasca cubriendo de nubes los cielos, aunque desde este viernes cesan las lluvias sin previsión de que reaparezcan los próximos días, al menos hasta el martes donde existe alguna probabilidad en este sentido. 

 A pesar de que se sigue notando el calor, las borrascas han envuelto el cielo esta semana. El pasado lunes, sobre las ocho de la mañana comenzaron a descargar los cielos tras una noche de relámpagos que vaticinaban la tormenta; una estampa que se echaba de menos, sobre todo después de un año  en el que las precipitaciones han brillado por su ausencia.

Aunque mucho tiene que llover para acabar con la sequía, el agua caída viene especialmente bien para el cultivo del algodón y para los terrenos que se preparan para la inminente siembra del cereal, también para las hortalizas.

Respecto a los embalses, mucho tendría que llover para aliviar su situación, pues en su mayoría están por debajo del 25 por ciento de sus reservas.

 n n A pesar de que el Ayuntamiento y la empresa concesionaria del servicio de aguas, Aqualia, se vengan afanando durante los últimos meses en la limpieza de imbornales -continúan las tareas-, la lluvia caída el lunes provocó la inundación de una calle de la barriada El Santiscal, aunque a medida que fueron cesando las precipitaciones el problema se disipó. Esta barriada tiene pendiente aún una serie de obras para acabar con la inundación de su principal avenida en época de lluvias, pero de momento no se ha efectuado estudio alguno. La lluvia provocó, además, el arrastre de lodo y piedras en lugares habituales en este sentido como la calle Camino de las Nieves, junto al cruce de la carretera Arcos-El Bosque, así como en diversas parcelas sin urbanizar en El Portichuelo.

TE RECOMENDAMOS