Quantcast
El tiempo en: Arcos
Sábado 03/12/2022  

Arcos

La lluvia da un respiro al campo en Arcos pero pasa factura a las infraestructuras

Las torrenciales lluvias dejan algunas inundaciones en viviendas del centro de la ciudad y en calles de El Santiscal

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai

En el centro urbano cayó una parte del alumbrado navideño.

Inundación de la avenida del Corregidor, en El Santiscal.

En el centro urbano cayó una parte del alumbrado navideño.

Ramas caídas en El Santiscal.

Lodo y piedras en Fuente del Río.

La irrupción de la lluvia en este atípico otoño –la estación está  registrando las temperaturas más elevadas de la década– ha sido una feliz noticia de la semana, particularmente para la agricultura y, en menor medida, para los embalses, pero en el otro lado de la balanza ha provocado las clásicas imágenes de siempre: inundaciones de la  calzada en lugares como la avenida Corregidores (junto al centro comercial), en El Santiscal, en la calle Alejo Fernández de la misma barriada; en la avenida Muñoz Vázquez a la altura del hotel Peña de Arcos. Asimismo, varias viviendas de las calles Vejer y Herrería se vieron afectadas por inundación. Y es que solo el martes, entre aproximadamente las 12.00 y 12.40 horas cayeron algo más de veinte litros de agua por metro cuadrado; una lluvia torrencial que, por otro lado, provocó el levantamiento de las tapaderas de los imbornales en varias calles. A todo, y una vez más, el arrastre de piedras y barro en la calle Camino de las Nieves y en Fuente del Río.

Coincidiendo con la tromba de agua, y como imagen más llamativa, se produjo el desprendimiento de parte del alumbrado extraordinario de Navidad en la plaza Rafael Pérez del Álamo, aunque este hecho se pudo deber a un problema de sujeción. Lo peor fue que la caída de los adornos dio un tremendo susto a un peatón que afortunadamente no sufrió daño alguno, como también un coche estuvo a punto de ser golpeado por el alumbrado. Tras la correspondiente intervención, que contó con la participación de la Policía Local, todo quedó en un susto. 

Por otra parte, también coincidiendo con la tromba de agua tuvo lugar un accidente de circulación en la autovía en el que una joven tuvo que ser evacuada al hospital de Jerez, donde, al parecer, poco después fue dada de alta a pesar de los graves daños sufridos por el coche que conducía. 

Hasta hoy, los pluviómetros del centro de Arcos han recogido algo más de cien litros de agua desde que se inició el año hidrológico el pasado mes de septiembre; una cantidad aún insuficiente a todas luces para garantizar los cuidados agrícolas y el llenado de los embalses. Dada la inestabilidad meteorológica, el mismo martes llovió mucho menos en zonas rurales que en el centro de la ciudad, situación inversa a la producida durante las penúltimas lluvias.

 

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN