Quantcast
El tiempo en: Arcos
Viernes 27/01/2023  

Arcos

“Escribir es una terapia que ha acabado por dar sentido a mi vida”

Entrevista con la escritora María Zarzuela

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • María Zarzuela. -

‘Asómate al resplandor de mi alma’ es el título del poemario de la joven escritora arcense María Zarzuela, una twittera que ya promociona su primer libro que pone a la venta en las pocas librerías que quedan, entre ellas en la popular ‘Camachito’.  En terreno personal, María nació en 1999 y estudió en el CEIP Maestro Juan Apresa, donde se le despertaron las aficiones por la pintura y el deporte, y más tarde por el baile y otras disciplinas culturales. Con tan sólo 19 años de edad sufrió un grave accidente que la limitó en su movilidad y en su vida diaria, lo cual parece haber asumido con el paso del tiempo, no sin esfuerzo y dificultades. Fue alumna, además, del IES Alminares, donde se interesó sobre todo por la historia del arte. Cuando acabó sus estudios de Bachillerato se inclinó por las redes sociales y el marketing, pues no pudo hacer Historia como era su deseo. La lectura y la escritura fueron su refugio para superar las consecuencias de su accidente. Pero su tesón la llevaron a la Universidad de Cádiz parar formarse en Educación Primaria, abandonando la que hasta entonces había sido su pasión: la Historia como asignatura. Persona sentimental, valora la empatía, la lealtad  y la bondad como valores esenciales en la vida. En el ámbito familiar, María es hija del exjugador del Arcos C.F. Javier Zarzuela. María admite que se lo debe “todo” a su familia, de la que sin duda se siente muy orgullosa. 

María, ¿cuál es tu particular historia como escritora? ¿Cómo te inicias en la literatura y, en concreto, en un género tan bello y al mismo tiempo difícil como la poesía?

– Empecé a escribir durante el confinamiento. Tras tantas horas en casa y con tanto tiempo libre, me dediqué a las cosas que me gustaban y que por desgracia, con el estrés de los estudios y el día a día, no podía realizar: leer, escribir... Aunque, en realidad, desde siempre he escrito. Aún recuerdo de mi época del instituto que me apasionaba escribir y debatir sobre aspectos políticos, humanos, económicos…; de todo un poco. Pero nunca había escrito poesía y mucho menos lo mostraba a mi familia y a mi círculo de amigos. Fue en ese momento donde me surgió una reflexión sobre la necesidad de escribir y de compartirlo. Tras los primeros poemas en el bloc de notas del teléfono y recibir una opinión positiva de mis amigas, decidí comenzar a tomármelo más en serio. Consumo mucha poesía, es el género literario con el que más disfruto. Empecé a escribir como terapia, sin imaginar que tras meses se convertiría en algo de mi día a día, de mi ser y que, al final, ha acabado dando sentido a mi vida. Es lo que me apasiona. 

La obra trata, en esencia, del mundo femenino, del empoderamiento de la mujer… Un tema muy “apropiado” en un momento donde la mujer sigue sufriendo por los constantes y consabidos ataques a su integridad física y moral en todos los sentidos…

– Este poemario trata sobre los sentimientos de una mujer, sobre cómo superar ciertas situaciones que sufren muchas mujeres desde siempre y actualmente. Al final toca de lleno el amor propio, el amor, la decepción…, pero temas centrales del feminismo los trata a pinceladas, no de una manera tan profunda y de opinión excesiva, más bien de experiencia. En realidad, quería publicar poemas actuales, pero no hay un segundo sin un primero, ¿verdad? Me daba muchísima pena quedarme para mí los poemas que componen el poemario. En el segundo libro, en el cual estoy trabajando desde hace ya un tiempo de manera más fluida y continuada, he dado un giro tanto en el bagaje léxico utilizado como en la forma de expresarme, obviamente sigo tratando el amor, el amor propio u otros temas, pero si me tiro de lleno al feminismo, a no maquillar palabras, a opinar, a “gritar” y a querer sembrar en los lectores unas ganas de lucha además de un cambio de perspectiva, a querer remover un poco el avispero... A sacar a las ovejas del rebaño y a dar visibilidad al patriarcado que aún existe y pervive en nuestros pensamientos y en nuestro día a día... Para mí el tema del feminismo es muy importante, es fundamental expresar, reivindicar e informar de este movimiento desde la educación y la lectura; no hay nada más poderoso que la palabra. Y esa es nuestra arma más fuerte.

¿Cuál es tu percepción sobre ese mundo femenino, tan poético a lo largo de la historia, y cómo la has plasmado en verso?

– Creo que el mundo femenino es fuerte y poderoso, que merece oportunidades e igualdad. Y que gracias a la lucha antigua de muchas mujeres hoy en día nosotras gozamos de una situación muchísimo más buena en muchos sentidos y ámbitos. Estamos disfrutando del trabajo y del compromiso de las mujeres que nos preceden. Esa lucha no ha terminado, hay que seguirla. Admiro muchísimo a todas, y en especial, hago un guiño a las “Sin sombrero” de aquella época y de nuestra época, entre ellas a Gata Cattana que en paz descanse. Es más, la mayoría de la poesía que consumo está escrita por mujeres que admiro. Al final plasmar en verso los sentimientos que emanan en mí no ha sido una tarea complicada: lo que siento lo escribo, lo que pienso lo escribo; lo que sufro, lloro, opino y disfruto lo escribo. Plasmé en verso toda situación propia o ajena que me inspirase.

¿Por qué la poesía y no otro género como la novela? ¿Expresas mejor tus sentimientos a golpe de rima?

– El género de la novela es un poco más desconocido para mi, lo he consumido pero por ahora no me imagino desarrollándolo, no me nace y además me parece dificilísimo. Por ahora estoy centrada en la poesía. 

¿Cuándo tendremos ocasión de asistir a la presentación del poemario?

– Espero que muy pronto si todo sale bien.

Arcos es, como sabes, tierra de grandes poetas y un referente en este sentido en nuestro país: Julio Mariscal, los hermanos Antonio y Carlos Murciano, Pedro Sevilla, Pepa Caro, Antonio Hernández, Jorge de Arco, Abraham Guerrero… ¿Te consideras de algún modo influenciada por la poesía arcense o por nuestra  tierra en sí?

– Conozco y he leído a autores que menciona, los admiro muchísimo pero escribo lo que me surge, no me siento influenciada por ningún escritor. Sí que amo el trabajo de muchos de ellos, tanto arcenses como andaluces: Lorca, Machado, María Zambrano, Gata Cattana… Andalucía y Arcos siempre ha sido tierra de poetas. Admiro también el trabajo de Benedetti, Loreto Sesma, Patricia Benito...

¿Te tomas esta vocación poética como una profesión o necesariamente hay que combinarla con otras ocupaciones?

– La he combinado con los estudios y me gustaría en un futuro combinarla con el oficio de maestra u oficios que tengan que ver con los sectores educativo o político. Creo que es un poco complicado, y más actualmente, vivir de la literatura. No me importaría dedicarme a ello de lleno. Todo tiene su tiempo, ya se verá. Al final la vida da muchas vueltas. 

Háblanos de tus aficiones, de cómo transcurre tu vida, de tu percepción del entorno (Arcos) donde vives…

– Mis aficiones son la música (sobre todo el género del rap que para mí es poesía, revolución...) y analizar las letras: el juego que hay en ellas y los enigmas que a simple escucha no se descifran... Me gusta la pintura, la lectura, el baile…, el arte en general. Sigo en Arcos, llevando una vida sencilla, cerca de mi familia y de mis aficiones.

Ha sido un placer, muchas gracias y suerte.

 

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN