Quantcast
El tiempo en: Arcos
01/10/2023  

Notas de un lector

Azar de lo humano

La obra de Basilio Sánchez (1958) rebasa ya la decena de poemarios con la publicación de “El baile de los pájaros”(Pre-Textos. Valencia, 2023).

Publicado: 14/09/2023 ·
10:03
· Actualizado: 14/09/2023 · 10:03
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Autor

Jorge de Arco

Escritor, profesor universitario y crítico. Académico de la Real Academia de San Dionisio de Ciencias, Artes y Letras

Notas de un lector

En el espacio 'Notas de un lector', Jorge de Arco hace reseñas sobre novedades poéticas y narrativas

VISITAR BLOG

La obra de Basilio Sánchez (1958) rebasa ya la decena de poemarios con la publicación de “El baile de los pájaros”(Pre-Textos. Valencia, 2023).  Reconocido con galardones como el “Unicaja”, “Tiflos”, “Ricardo Molina”, “Loewe”…, su quehacer  es un compendio de palabra serena y madurada, de verso sostenido y sugeridor.

Licenciado en Medicina y Cirugía, y especialista en medicina intensivista -especialidad que ejerce en el Hospital Universitario de su ciudad natal- vivió muy de cerca la pandemia y sus efectos. Tal vez, por eso, en el pórtico de esta entrega de cuenta de cómo era su regreso a casa, en donde “me invadían la alegría de los pájaros, el fervor de lo vivo, la elocuencia sencilla de las cosas que, desde su constancia, desde su luminosa levedad, en el baile secreto y silencioso de sus significados, parecían sugerirme, a su manera, esas pocas verdades esenciales que, al cabo de los años, cuando todo comienza a percibirse desde cierta distancia, se nos vuelven de pronto imprescindibles”.

Dividido en tres apartados, el volumen converge en una suerte de diario vital, de mapa íntimo si común, desde el cual reconocerse en el orden y el azar de lo humano. Desde el sigilo que otorga la contemplación, el yo lírico sustenta su origen, su linaje, y se hace semilla y fruto de su misma celebración. Soledad para sentir, para pertenecer a lo mágico y real que ofrece la costumbre de saberse cómplice de cuanto rodea su propósito y su espacio: “Escribir es trabajar con las manos./ Yo lo hago por agradecimiento, por respeto,/ por un deseo profundo/ de acercarme a las cosas y cuidarlas”.

 Frente a la luz que enciende su verbo, Basilio Sánchez se demora en la melodía de lo cotidiano, en la música de la existencia, y, entre sus notas, revela ese fuego secreto que arde tras del ser, las promesas, los presentimientos, los anhelos, las preguntas…, que nacen junto a lo habitado. Además, el curso del tiempo que camina imperturbable entre las deshoras de la finitud, se alza, aquí y ahora, como refugio y melancolía, como niebla e incertidumbre.

A su vez, al par de estas paginas, destaca una brillante reflexión sobre el oficio poético, sobre ese silente laboreo que enfrenta al creador con su circunstancia y su decir (“Trabajo en lo invisible/ como lo hace el agua de los ríos o la lluvia nocturna”). Desde ese vínculo, pues, que une la tinta y el crepúsculo de lo sagrado, el vate extremeño se sabe ungido por ese don que convierte la poesía en relámpago, en llama tenaz, razón de vida. De ahí, que sean muchas las ocasiones en las que se refiera a ella y la revele y defina de manera límpida y precisa: “La poesía/ no son sólo palabras,/son palabras que tiemblan,/ son palabras que están a nuestro lado,/ que nos dicen aquello/ que queremos decir y no sabemos”.

En suma, un poemario de cálidos acentos, que explora territorios almados y emotivos, y en cuyo recorrido encontrará el lector muy bellos itinerarios por donde detener su atención y su mirada: “El tiempo es un caballo temblando entre los árboles./ Los viejos somos niños/ que salimos una tarde a la calle/ y nos entretuvimos jugando con la vida/ sin que nadie nos echara de menos”.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN