El tiempo en: Arcos
Jueves 22/02/2024  

Arcos

Cada habitante de Arcos y la Sierra no podrá consumir más de 200 litros de agua por día

La comarca entra en situación de ‘escasez grave y excepcional de sequía’

Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Reunión de la comisión de la sequía. -

La Comisión de Gestión de la Sequía en la demarcación hidrográfica del Guadalete-Barbate ha evaluado la situación actual de la cuenca y el establecimiento de las medidas que permitirán garantizar el abastecimiento humano y mitigar los impactos sociales, ambientales y económicos.

En el encuentro se ha acordado realizar un seguimiento semanal del cumplimiento de las medidas de ahorro y de la evolución del agua embalsada. Teniendo en cuenta las precipitaciones del año hidrológico 2023-2024, las lluvias registradas entre octubre y enero en la demarcación han vuelto a ser inferiores a los valores medios históricos, rondando el 60 por ciento de la media en el sistema Guadalete y el 54 por ciento en Barbate. Esta situación, que se repite por quinto año consecutivo desde 2018-2019, se traduce en unas aportaciones mínimas a los embalses, que apenas alcanzan el 15 por ciento de la media histórica en el sistema Guadalete y el seis en Barbate.

Además, la Comisión de Gestión de la Sequía de la cuenca ha aprobado el incremento de las medidas que se vienen estableciendo en el territorio para ahorrar recursos en los núcleos urbanos. Con este fin, se prohíbe con carácter general el uso de agua potable para baldeo de calles, llenado de piscinas privadas, riego de jardines, parques públicos y privados, campos de golf, lavado de coches fuera de los establecimientos autorizados, fuentes ornamentales que no dispongan de circuito cerrado de agua, duchas y surtidores públicos.

Se establece un máximo de 200 litros por habitante y día para el consumo de agua en los 19 municipios que abarca el abastecimiento de uso urbano del Sistema Guadalete en el que se encuentra Arcos, dado que en la Sierra de Cádiz se ha constatado la entrada en situación de escasez grave y excepcional de sequía.

En el caso de la industria turística, sólo se permite el uso de agua no apta para consumo humano en riegos de supervivencia y se establece una dotación máxima de 200 metros cúbicos por hectárea al mes.

Al tratarse de un municipio con más de 10.000 habitantes, en Arcos habrá que tener en cuenta, además, las medidas que se puedan adoptar desde su propio Plan de Emergencia. También estos días ve la luz un bando municipal del que daba cuenta el alcalde de la ciudad, Miguel Rodríguez.

Agricultura

En cuanto al regadío, se aplicará una reducción del 75 por ciento de los recursos superficiales y procedentes de aguas subterráneas que se utilizan en las zonas regables de los sistemas del Guadalete.

Estas medidas quedaron aprobadas con la abstención de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) al considerar insuficientes los recortes establecidos para el riego de explotaciones agrícolas.

Durante la reunión, el secretario General de Agua de la Junta, Ramiro Angulo, agradeció la comprensión de los usuarios, ayuntamientos, regantes, organizaciones agrarias y asociaciones, a quienes solicitó un esfuerzo adicional con medidas de ahorro de agua que son necesarias para hacer frente a la situación de excepcional sequía.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN