El tiempo en: Arcos
Martes 23/04/2024  

Arcos

El testimonio evangélico de Arcos en carne y hueso

La recreación de la Pasión de Cristo ha sido un retrato fiel en el marco monumental gracias al extraordinario hacer de 75 actores y actrices

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai

La Pasión según Arcos.

La Pasión según Arcos.

La Pasión según Arcos.

La Pasión según Arcos.

La Pasión según Arcos.

La Pasión según Arcos.

La Pasión según Arcos.

La Pasión según Arcos.

La Pasión según Arcos.

La Pasión según Arcos.

La Pasión según Arcos.

La Pasión según Arcos.

La Pasión según Arcos.

La Pasión según Arcos.

La Pasión según Arcos.

La Pasión según Arcos.

La Pasión según Arcos.

La Pasión según Arcos.

La Pasión según Arcos.

La Pasión según Arcos.

La Pasión según Arcos.

La Pasión según Arcos.

La Pasión según Arcos.

La Pasión según Arcos.

La Pasión según Arcos.

La Pasión según Arcos.

La Pasión según Arcos.

La Pasión según Arcos.

La Pasión según Arcos.

La Pasión según Arcos.

La Pasión según Arcos.

La Pasión según Arcos.

La Pasión según Arcos.

La Pasión según Arcos.

La Pasión según Arcos.

La Pasión según Arcos.

La Pasión según Arcos.

La Pasión según Arcos.

La Pasión según Arcos.

La Pasión según Arcos.

La Pasión según Arcos.

La Pasión según Arcos.

La Pasión según Arcos.

La Pasión según Arcos.

La Pasión según Arcos.

La Pasión según Arcos.

La Pasión según Arcos.

La Pasión según Arcos.

La Pasión según Arcos.

La Pasión según Arcos.

La Pasión según Arcos.

La Pasión según Arcos.

La Pasión según Arcos.

La Pasión según Arcos.

La Pasión según Arcos.

La Pasión según Arcos.

La Pasión según Arcos.

La Pasión según Arcos.

La Pasión según Arcos.

La Pasión según Arcos.

La Pasión según Arcos.

La Pasión según Arcos.

La Pasión según Arcos.

La Pasión según Arcos.

La Pasión según Arcos.

La Pasión según Arcos.

La Pasión según Arcos.

La Pasión según Arcos.

Con el ambiente de un Viernes Santo, con los cielos cubiertos presagiando algo, y un marco arquitectónico prestado a la labor, Arcos recreó por primera vez la Pasión, Muerte y Resurrección de Cristo en lo que puede tratarse de un banco de pruebas para sucesivas ediciones, aunque la primera impresión ha sido una dignísima escenificación gracias al buen hacer de 75 actores y actrices que han representado al populacho, soldados romanos, fariseos, discípulos, Poncio Pilatos, María Magdalena y, por supuesto, a Jesús y María, algunos de ellos de las asociaciones teatrales Trifulca y Entretelas; una recreación sin parangón que ha servido para avanzar el martirio y muerte del Señor, encarnado extraordinariamente por el conocido fotógrafo y trabajador municipal Juan Mariscal, a los ojos de un público que abarrotó el recorrido y, sobre todo, la escena final de la crucifixión.  

‘La Pasión según Arcos’ deparó un fiel testimonio evangélico con los textos, no obstante, adaptados por el dramaturgo Salvador Pérez Salas (también actuó en la representación) a los que hubo que estar muy atento, porque ciertamente la multitud que acudió desde un primer momento en masa difícilmente dejaba escuchar, y ver incluso, el montaje.

La escenificación plástica, cual procesión, partió del patio de la iglesia de San Juan de Dios, flanqueada momentos antes por una guardia romana y el centurión jinete Francisco Calderón sobre un bellísimo caballo negro. A partir de ahí sonaron los Hosannas recreando la entrada triunfal en Jerusalén, que en Arcos es la Cuesta de Belén, para que Jesús subido a lomos de un pollino fuera aclamado por una multitud de hebreos portando palmas por todo Deán Espinosa. En este itinerario por el casco antiguo, Jesús se detuvo en la estrechísima calle Alonso de Baena para ser prendido y conducido hasta el atrio de la Basílica de Santa María, donde fue sometido al juicio del Sanedrín; un proceso que tendría su continuidad con el de Poncio Pilatos, representado magistralmente por el periodista deportivo Manolo Galvín en plena plaza Boticas. Y un Caifás representado talentosamente por el actor profesional Fernando García, como también es reseñable el papel de la actriz y empresaria de teatralización turística Luisa Cuadro en el doloroso papel de la Virgen María.

El martirio de Jesús, azotado constantemente por dos sayones y arrastrado con una ruda cuerda siguió por la calle Maldonado para terminar cayendo por primera vez a las plantas de la Parroquia de San Pedro; simbólica caída que se repetiría en la plaza Boticas y en las gradas de Santa María. El momento clave fue la crucifixión, con una calle Corredera repleta donde la Policía Local tuvo que obligar al público a retroceder para permitir la escena. Jesús, despojado de su ensangrentada túnica fue clavado y erguido con un increíble realismo. Irrumpió en la escena el sonido de las tormentas desde la megafonía. Los actores fueron pronunciando las palabras evangélicas con las que se cerraría la recreación. Eso sí, con un silencio total en ese momento que denotó el respeto del público y la sobrecogedora imagen de un Cristo de carne y hueso crucificado en lo más alto de la calle. Luego, cumpliendo con los evangelios, el descendimiento del madero y su entrada de nuevo en la iglesia de San Juan de Dios: Cristo muerto llevado en brazos mientras sus amigos y madre portaban el paño de la Santa Mujer Verónica (imagen del pintor Manolo Zapata que ha ilustrado el cartel anunciador), el lignum crucis y la corona de espinas, y los romanos la ropa de Cristo aún empapada en sangre… En fin, matices que se antojan familiares pero que siempre conmueven.

A falta de valoraciones definitivas por parte de la Delegación de Cultura y la parte técnica de la organización, ‘La Pasión según Arcos’ ha sido todo un acontecimiento no sólo para creyentes y pueblo en general, sino además para numerosos visitantes y turistas atraídos por la promoción que se ha hecho del evento. Ello provocó como viene siendo habitual un magnífico ambiente en los establecimientos hosteleros y algún quebradero de cabeza para encontrar un aparcamiento.

 

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN