El tiempo en: Arcos
Martes 16/07/2024  
Publicidad Ai
Publicidad Ai

Arcos

Robaban bolsos a su propia fábrica y los vendían por debajo de su precio

La Guardia Civil detiene a dos personas por un delito de hurto que hace gran daño al sector marroquinero

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
  • La Guardia Civil ha realizado la operación. -

La Guardia Civil ha detenido a dos personas en Ubrique como presuntas responsables de un delito de hurto continuado cometido en una de las fábricas de piel de la localidad. Se trata de trabajadores de la firma afectada que se habían coordinado para que uno sustrajera los bolsos y el segundo los comercializara en la provincia por un importe muy inferior al de mercado. Un tercero es un joven muy bien relacionado socialmente que al parecer es quien comercializaba los artículos sustraídos a nivel nacional e internacional.

Según la Guardia Civil, se produce un grave daño al sector de la marroquinería que tanto peso tiene en la economía de Ubrique y que goza de gran prestigio en el mundo por su calidad. Además, según explica, “mina la confianza” que las  empresas marroquineras depositan en los trabajadores de la localidad, a la vez que socaba la confianza que los consumidores. En este sentido, la marca afectada se personará en la causa como acusación particular.

Las actuaciones comenzaron tras la denuncia de la marca francesa, que alertó incluo de que los bolsos se estarían ofertando en redes sociales.

Al parecer, los detenidos llegaron a ofrecer los bolsos a la propia dueña de la marca parisina. A partir de ahí se habría verificado si los bolsos eran auténticos o se trataba de unas simples falsificaciones.

Tras realizar la compra de tres de estos bolsos, los peritos de la marca comprobaron que efectivamente eran totalmente auténticos y procedentes de la fábrica ubicada en Ubrique, por lo que se trasladaron los hechos a la Guardia Civil, haciéndose cargo de las diligencias el Área de Investigación de Arcos, cuyos responsables localizaron, en breve espacio de tiempo, a dos trabajadores de la firma francesa, los cuales se las habrían ingeniado para sustraer de la fábrica decenas de productos de marroquinería que comercializaban directamente o a través de un joven muy bien relacionado entre el mundo del papel couché y entre personas de elevado poder adquisitivo a las que ofertaba los productos que los dos trabajadores de la empresa le facilitaban.

La persona que comercializaba los productos internacionalmente se encontraba, al parecer, fuera del país en el momento de las dos primeras detenciones.

 

 

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN