Quantcast
El tiempo en: Arcos
Martes 19/10/2021

Arcos

La unanimidad se impone en el Pleno de Arcos para aprobar los proyectos privados

El ejecutivo agradece la postura de los grupos en apoyo a las nuevas industrias pero rechaza de lleno el discurso “crispado y sin argumentos” de la oposición

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Pleno ordinario del mes de septiembre.

El Pleno municipal de concejales, reunido en su sesión ordinaria de septiembre el pasado lunes en el edificio Emprendedores, cumplió las expectativas al sacar adelante por unanimidad los puntos más destacados, sobre todo los relativos a la aprobación de los proyectos de actuación para cuatro iniciativas empresariales que dejarán en suma en Arcos una inversión de 30 millones de euros.

El equipo de Gobierno del PSOE, PP, Ai-Pro y Ciudadanos se mostraron a favor de impulsar, en primer lugar, el proyecto de ampliación de planta de microalgas de la firma Algaenergy, por valor de 700.000 euros; en segundo, al Centro de Desarrollo para la Movilidad Sostenible (antiguo circuito) que contará con una inversión que puede alcanzar los 20 millones de euros), la construcción de una nueva almazara en la finca Casablanca con siete millones de euros y, finalmente, un centro para la recogida y tratamiento de residuos peligrosos y no peligrosos, sobre todo los procedentes de la construcción.

Con este último proyecto la ciudad contaría con la necesaria escombrera para el adecuado tratamiento de los residuos; una infraestructura que se viene demandando en gran medida por los sectores ecologistas y por los numerosos profesionales de la construcción. Los cuatro grupos políticos apoyaron estos proyectos de actuación con los argumentos de la creación de empleo, pues sumarían más de doscientos puestos en la ciudad, sobre todo durante la construcción del Centro de Desarrollo para la Movilidad Sostenible, promovido en este caso por la empresa Arcos Sun Invest. Con independencia de estas iniciativas empresariales, el Pleno aprobó además la propuesta presentada por la delegada de Hacienda solicitando al Juzgado Contencioso Administrativo de Sevilla la compensación de las deudas que la empresa constructora e inmobiliaria Novohogar mantiene con el Ayuntamiento de Arcos.

De otro lado, se aprobó otra propuesta de Hacienda para el pago de facturas a las empresas Energía XXI, Endesa Energía y Sufi-Verinsur, aunque este punto no contó con el visto bueno de los tres grupos de la oposición. El levantamiento de un reparo al informe de Intervención de Fondos para permitir nuevos contratos, que en este caso tampoco contó como cabía de esperar con el beneplácito de la oposición, cerró un pleno que se dejó pendiente en el orden del día otros asuntos de interés, entre ellos los mismos ruegos y preguntas de la oposición.

Lo peor

En su valoración de la sesión, el alcalde Gambín se ha mostrado contundente al aseverar que no está dispuesto a admitir en lo sucesivo determinadas conductas que se dan en la oposición, en alusión sobre todo al presidente local del PP, del que asegura lo increpó en el Pleno llamándole “mala persona”.

Gambín dice que encaja críticas como “mal alcalde”, pero nunca aquellas sobre su personalidad, por lo que pide a la oposición que respete las opiniones y el trabajo del equipo de Gobierno, y que no insulte constantemente a la portavoz socialista. Gambín ha señalado no entender una vez más la forma de actuar de la oposición al votar en contra del levantamiento de reparos porque pondría en peligro los trabajos de mantenimiento de la ciudad, la recogida de basuras o la iluminación pública.  Gambín interrumpió la sesión en un momento dado ante el clima de crispación que, según dice, intenta crear en todo momento la oposición, a la que acusa de quedarse sin argumentos en su discurso.

Así lo ve Ai-Pro

Por su parte, el grupo Ai-Pro se ha lamentado de la falta de tiempo para tratar todo el orden del día, como explica su portavoz, Manuel Erdozain, que atribuye esta situación a la actitud del alcalde.

El mismo tilda el pleno de “espectáculo bochornoso” y asegura que Isidoro Gambín “tiene dos caras” en su condición de alcalde y de persona “que van unidos”. Lo culpa de prepotencia y de utilizar su mayoría absoluta para “callar” a la oposición. “Aquí hay que estar firme como en el ejército”, dice Erdozain, que acusa a Gambín de llamar la atención a los concejales sin moderar y discriminándolos con un objetivo electoralista. Por ello, el portavoz de Ai-Pro señala que no se dejará “pisotear” y que no consentirá más la actitud del equipo de Gobierno. “El alcalde no puede estar diez minutos humillando e intentando desprestigiar a todo el mundo. Eso es abusar de los mecanismos que le da la democracia”. Manuel Erdozain también carga las tintas contra la portavoz del equipo de Gobierno socialista, a la que acusa de prepotencia durante sus intervenciones y de utilizar el lenguaje sexista para exponer sus teorías económicas. González Peña puso el ejemplo de un padre despilfarrador y una madre que mira por la economía de la familia.

El concejal de Ai-Pro Leopoldo Pérez se lamenta de que no se pudiera tratar en el último pleno propuestas de Ai-Pro como la habilitación de una partida presupuestaria para el arreglo de las calles Tablada y Gavira, en el casco antiguo, afectadas por filtraciones de agua; situación que también se estaría dando en El Cómpeta. También trasladaba a la sesión el acondicionamiento de la carretera de la Vega de los Molinos a La Pedrosa, que registra un importante tráfico de vehículos pesados. Igualmente, solicita que en el Presupuesto de 2022 se prevea una partida para atajar las inundaciones en El Santiscal, donde no se ha acometido obra alguna de emergencia como se anunció en su día. Leopoldo Pérez considera que al equipo de Gobierno no interesa la situación de los ciudadanos y de las familias de Arcos.

Ciudadanos explica el sentido de su voto

 Después de haber expresado su apoyo a los proyectos privados por la creación de empleo, “respeto al medio ambiente” y otras virtudes, Ciudadanos ha explicado su voto en contra a los levantamientos de reparo aprobados en pleno. Su portavoz municipal, Juan Antonio Sánchez, señala que el “lado menos amable” de la sesión fue la recta final del pleno  y se reitera en el uso continuado y viciado de esta figura del levantamiento de reparos frente a la falta de posibilidades de inversión del actual presupuesto prorrogado.

“Esto es un abuso del poder y están bordeando la legalidad, la moralidad y la gestión pública”. Sánchez asegura que estos reparos son consecuencia de la falta de un presupuesto actualizado y se pregunta por qué el equipo de Gobierno “es tan reticente a aprobar un nuevo presupuesto”, aunque el alcalde ha señalado esta semana que el presupuesto estará listo el 1 de enero.

Para el concejal de Ciudadanos, el uso frecuente de levantamientos de reparo es  “una mala praxis” y una muestra de la improvisación con la que actúa el ejecutivo en el manejo del dinero público. Además, alude a la Ley para asegurar que es obligación realizar una planificación presupuestaria. Asimismo, Sánchez destaca que no entra en el ánimo de su partido obstaculizar o anular los servicios públicos como ha dejado caer el equipo de Gobierno respecto a la falta de apoyo a esos levantamientos de reparo. También añade que los contratos se deben realizar si hay un caso de urgencia o necesidad imperiosa en el Ayuntamiento y no de la forma en los que los realiza el equipo de Gobierno.

Con estos argumentos, expresa que Ciudadanos no puede apoyar al Gobierno porque estaría recayendo en una situación irregular y sería cómplice del ejecutivo, al que acusa, en otro orden, de actitud dictatorial tras la bronca que se produjo al final de la sesión plenaria. Sánchez acusa a la portavoz socialista de excederse en los tiempos de intervención y de mostrar una actitud prepotente.

El PP se pronuncia

El Partido Popular (PP) considera que el último pleno ordinario celebrado en el Ayuntamiento acabó “en un circo” a pesar del ambiente distendido y de consenso con el que dio inicio la sesión. Su presidente y portavoz, Domingo González, culpa de la crispación generada al alcalde y a su portavoz, y se lamenta de que no se pudieran tratar los ruegos del partido, entre los que figuraba un plan de actuación para la barriada El Jadramil, la limpieza de la red de imbornales para prevenir inundaciones y la construcción de una helisuperficie para facilitar el transporte sanitario. González Gil asegura que “hay que apretar al equipo de Gobierno para que trabaje”, y critica en este sentido que la Delegación de Turismo presentara pasada la efeméride las actividades del Día del Turismo, aunque en realidad se trataba del segundo fin de semana de estas actividades.

El mismo asegura que si su partido “no aprieta el equipo de Gobierno se acomoda”. A este respecto, considera que el programa de turismo no es una excepción al recoger actividades de otras áreas y algunas propias del calendario anual del Ayuntamiento. El presidente popular espera premura para que se traten los puntos del pleno en suspenso “porque son importantes e interesantes para la ciudad”. Además, sostiene que el alcalde está “en modo campaña” porque alude a su persona como “el candidato” cuando expone sus críticas y reproches.

“Está viendo que se juega mucho y que la ciudadanía abre cada vez más los ojos. Notamos de cerca ese miedo y ese nerviosismo”. González asegura que el alcalde llegó al extremo de intentar denunciarlo ante la Guardia Civil por su postura en el pleno, donde dijo sentirse decepcionado con Gambín “como alcalde y como persona”. González asegura que unas concejalas del PSOE se “rieron” de la portavoz ocasional del PP durante su intervención y que él, como responsable del partido, pidió al alcalde que pusiera fin a esa situación... Por ello cree que el alcalde tiene “una doble cara, el de buena gente y el que amenaza”. En este sentido, reivindica que el alcalde modere no sólo para la oposición, sino entre sus propios compañeros de partido. Asimismo, asegura tener “la cabeza muy alta”, que seguirá defendiendo “los intereses de Arcos” y que no se esconde de nada, en alusión a la participación en el pleno de su compañera Lidia Morales como portavoz ocasional.

En un tono muy duro, González señala que “los plenos parecen más de un régimen dictatorial que democrático”. El popular también describió a un alcalde “que no sale de su despacho, que no da la cara y atiende a sus vecinos”. Además, avanzó que la tónica del PP de aquí a las elecciones municipales será dar participación a sus concejales en los plenos, lo cual considera todo lo contrario de lo que hace el alcalde con su equipo. González cree que al regidor “le sobra soberbia y el falta humildad”, además de acusarlo “de mentir y confundir a los arcenses por un sillón”. 

COMENTARIOS