El tiempo en: Arcos
21/04/2024  

Barbate

Miguel Molina: “Aunque sea herencia del PSOE, ambas sentencias hay que pagarlas ahora”

El Ayuntamiento de Barbate debe pagar cerca de un millón de euros por dos subvenciones para el empleo en las que no se pagaron los seguros sociales, ni el IRPF

Publicidad Ai Publicidad Ai Publicidad Ai Publicidad Ai
  • Ayuntamiento de Barbate. -

Esta semana, el delegado territorial de Empleo, Empresa y Trabajo Autónomo de la Junta en Cádiz, Daniel Sánchez Román, estuvo en Barbate y, entre otros temas, abordó  la problemática del Ayuntamiento que le impide acceder a ciertas convocatorias de subvenciones de la Consejería de Empleo como la nueva convocatoria de Empleo y Formación (antiguas Escuelas Taller) a las que no pueden acceder por cuestiones administrativas, entre ellas el impago de subvenciones similares que datan algunas del año 2010.

El Ayuntamiento tiene que devolver 523.000 euros y 350.000 euros por el impago de los seguros sociales y del IRPF a los empleados a través de ayudas al empleo del año 2010

Un impago que trae de cabeza al actual equipo de Gobierno y que tiene como último ejemplo la escuela taller Sabores de Barbate, cuya cuantía, más de 350.000 euros se tendrá que devolver tras sentencia en firme del TSJA.

El alcalde, Miguel Molina, explica que “hemos estado recurriendo con la intención de no pagar una deuda que viene del año 2010, que es otra herencia de la gestión del PSOE de Barbate, como también la subvención Eficen y que hay que devolver 523.521 euros”.

Al hilo recuerda que “desgraciadamente muchas veces nos dicen que no hablemos más de la herencia antigua, pero es que no es antigua, es que nos toca pagarla ahora. Y lo tenemos que pagar los barbateños y las barbateñas por una mala gestión, igual que ha ocurrido con la Piscina Municipal y con casi todas las subvenciones que solicitaron durante los ocho años que estuvieron gobernando”.

El primer edil lamenta que “tenemos que devolver esas deudas con intereses. Es otro palo más para la localidad. Hablamos de una gestión de 2010. Todas las escuelas taller, los talleres de oficio, los planes de empleo… todo este tipo de ayudas las hemos tenido que devolver por la pésima gestión que realizaron”.

Molina, a modo de ejemplo, explica que “menos mal que cuando entramos nosotros, cuando faltaban por pagar cien mil euros de un plan de empleo 2015-2016, asumimos ese pago. No pagaron la Seguridad Social y esa fue una de mis primeras gestiones, pagar esos cien mil euros porque de lo contrario nos hubiesen obligado a devolver otro millón y pico de euros, y lo pudimos salvar. El de 2010 no hubo manera, evidentemente, de subsanarlo”.

Un pago que “hemos recurrido pero ya hay sentencia en firme, con lo que tendremos que volver a usar parte del dinero de la Patrica, con lo que contaremos con cien mil euros menos de liquidez para el pueblo hasta que liquidemos esa deuda. Manda narices que el pueblo tenga que padecer falta de liquidez por culpa de una subvención del año 2010 para Sabores de Barbate, una escuela taller”.

El problema fue que “no se pagaron los seguros sociales, ni el IRPF, lo que implica que tengas que devolver toda la subvención. Lo mismo que ha ocurrido con los planes de empleo”. Pero por qué no se pagaban si el dinero llegaba… “No lo sabemos. Ese tipo de ayudas vienen subvencionadas al cien por cien. Lo que nosotros hacemos es meter la subvención en una cuenta corriente y la dedicamos única y exclusivamente para el pago del plan de empleo o la escuela taller, pero el PSOE no, el PSOE lo usaba para otras cuestiones y claro, cuando llegaba el momento pues no tenían el dinero”.

El regidor insiste en que había, como ahora, una Caja Única, aunque “nosotros tenemos cuentas en las que se ingresan las subvenciones y se usan solo para el pago de las mismas. Ellos no, ellos metían mano para intentar pagar otras cuestiones y claro, ocurre que dejas  de pagar ese subvención a pesar de que tarde o temprano te viene la reclamación de la misma”.

Algo similar a lo que ocurrió con “los tres millones y medio de la Piscina Municipal. Mi gestión es la que ha pagado la piscina. La hemos pagado nosotros”.

Aún así, el alcalde no duda en afirmar que “si nosotros no hubiéramos hecho la buena gestión económica que llevamos haciendo, evidentemente Barbate no habría salido del pozo en el que nos dejaron. Hablamos de seis millones de euros en sentencias judiciales, es decir, más de mil millones de pesetas para que lo entiendan los antiguos. Hablamos de los dos millones y medio de anticipos que se le debía a la Diputación. El tema de la escuelas taller y planes de empleo… hablamos en total de once o doce millones de euros que hemos tenido que ir pagando”.

Aunque el alcalde tiene claro que “si no hubiéramos tenido que pagar ese dinero pues evidentemente en Barbate no habría un bache, ni un camino sin arreglar y no habría instalaciones municipales en mal estado. Habría más dinero para invertir en el municipio, pero nos ha tocado tener que pagar porque no había otro remedio. Hay que cumplir con las sentencias y hay que cumplir para que nos vean, como ocurre ahora, como un ayuntamiento serio y responsable. Para nosotros ha sido y es un lastre muy importante. Y no, no es del pasado, es algo que se debe pagar ahora por culpa de la mala gestión anterior del PSOE”.

Sobre la situación del Ayuntamiento y de sus trabajadores municipales, Molina asegura que a pesar de “ese lastre económico, no peligran las nóminas porque es una de las prioridades que me marqué desde el día que entré en el Ayuntamiento. No peligran, ni peligrarán”.

Tampoco el pago de intereses de la deuda que se quedó fuera del fondo de ordenación “hará peligrar las nóminas. De hecho, sin ese fondo de ordenación hablamos de intereses de 65 millones de euros. Ahora hablamos de intereses sobre cinco millones, es decir mucho menos”.

“Las nóminas, si se hacen las cosas bien, se pueden y se podrán pagar sin ningún tipo de problemas. Pero hay que hacer las cosas bien y sobre todo, sin meter la mano”, asegura el primer edil.

Sobre el acceso a los planes de empleo, “nosotros como Ayuntamiento, aunque nos cueste dinero, estamos dispuestos a asumir los pagos añadidos que actualmente conllevan los planes de empleo debido a la actualización con los convenios locales. Hay ayuntamientos que renuncian a ellos porque deben poner una parte proporcional de recursos propios”.

Pero “ese esfuerzo es importante para la formación de nuestra juventud, porque hablamos de planes para menores de 30 años, que por cierto, reivindicamos a la Junta que se pongan en marcha planes para mayores de 30 años, que también tienen derecho a acceder a ellos ese sector de la población y los parados de larga duración”.

Aún así “realizamos ese esfuerzo para luchar contra el desempleo al tiempo que se lleva a cabo una formación que ayude a la inserción laboral a los desempleados”, insiste Miguel Molina para reiterar que “lo hacemos y seguiremos haciéndolo”.

Y hablando del paro, el alcalde quiso recordar que “el empleo es una competencia supramunicipal, que no depende del Ayuntamiento, sino de la Junta. Aún así, aunque no es cuestión de sacar pecho porque aún tenemos una tasa de paro por encima de la media, sí debo decir que cuando entramos en el Ayuntamiento, Barbate contaba con una tasa cercana al 50 por ciento y ahora estamos en un 24 por ciento. La brecha entre Barbate y otros municipios es cada vez menor. Y esa tendencia la mantendremos en los próximos años hasta alcanzar una tasa más normalizada”.

En la actualidad está en marcha en la localidad un plan de empleo  de  menos 30 de la Junta, y en los últimos presupuestos de la Diputación se ha aprobado otro plan de empleo que entrará en vigor a primeros de año y habrá otro de la Junta.

Pero para el alcalde “el mejor plan de empleo que tenemos es la revitalización de la construcción con ciertos proyectos en nuestro municipio y la creación de empleo a través de empresas de manufactura de productos de la mar. Entre ellas Ubago, que creará trabajo estable para cientos de personas”

“La tarea se está haciendo bien. La tendencia del desempleo es a la baja en nuestra localidad porque nuestra gestión se nota. Todo bien hilvanado con la formación, con la FP DUAL y los ciclos formativos de manufactura conservera (con prácticas en las empresas de la zona), así como el tema de alojamiento vacacional y la hostelería. La idea es que la juventud se pueda quedar aquí con una buena formación”, concluye el regidor barbateño.

 

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN