El tiempo en: Arcos
Martes 18/06/2024  

Curioso Empedernido

Sin rodeos ni divagaciones

Comunicar de manera clara, sencilla y directa (...) llega a ser un arte

  • Juan Antonio Palacios. -

Comunicar de manera clara, sencilla y directa, sin rodeos ni divagaciones, sin oscuridades ni opacidades, dándole brillo a las cosas que queremos enfocar y dar a conocer, viviendo más en nuestro paso por la vida y hablando lo necesario para hacernos entender, llega a ser un arte.

La tentación de algunos es utilizar todo tipo de perífrasis, dar vueltas y revueltas, para que no haya quien los comprenda, y sin salir de la ambigüedad, ir descubriendo que en poco tiempo se puede contar mucho y en demasiadas horas, días, semanas y años no decir nada y aburrir al más entusiasta.

Lo prometedor y sorpresivo, es creer en nuestra magia y empezar a comprobar como se hace realidad. Hemos de ser optimistas, entre los rebeldes y los pacifistas, todo puede tener solución, aunque en muchas ocasiones tengamos que recurrir a buscarla en Google.

Entre calmas y turbulencias, disgustos y alegrías, realidades y fantasías, quienes dominan la opinión pública, suelen determinar la acción política. Y el principio y el final de la resolución de los problemas no puede ser hacernos pasar por el embudo y someternos.

El universo de las personas y las cosas, donde surgen las tensiones más complicadas, hay asuntos mundanos a los que no damos importancia y cogemos con ganas hasta las de no hacer nada o cuando intentamos ahogar cualquier diferencia o disidencia y procuramos generalizar haciéndonos trampas al solitario.

Siempre hemos de estar preparados para encontrar nuevas miradas desde la realidad, y siendo positivos y haciendo gala del sentido del humor, volamos con nuestra mente y disfrutamos de las cosas bellas, del misterio de lo cotidiano y el milagro de lo corriente.

Nuestro mejor perfil, con sus letras grandes y pequeñas no nos debe transformar en un teórico de todo, los que me van a permitir que denomine todólogos, pero rara vez se arremangan las mangas para hacer algo, en una especie de alergia al trabajo, que podíamos llamar nadólogos.

Sin desviaciones ni circunvalaciones, las cosas más corrientes que suelen ocurrirle a todo el mundo no suelen despertar el interés, sino que las que provocan curiosidad, son las excepcionales que les sucede a unos pocos.. De todas formas hemos de mantener el equilibrio y no hacer de un grano de arena, una montaña.

Cualquier actuación que emprendamos, podemos encontrarnos con que todo empiece de forma agradable y con buen pie, sin complejos de ser tratados injustamente y que siempre nos toca bailar con la más fea. Nos debemos encontrar llenos de ilusión pero sin pecar de exceso de confianza.

Todo lo malo y negativo pasará y se resolverá con más facilidad de lo que esperábamos, y aunque recibamos recompensas y reconocimientos, no debemos echar las campanas al vuelo ni enredarnos en las propias inconcreciones o supuestos que encontramos muy lejos de la verdad.

Uno de los objetivos más deseables y apetecibles, si realmente el tiempo es oro y evitamos interrupciones y parálisis, ir pisando fuerte es la mejor manera de ir a cualquier lugar, siendo capaces de poner certezas donde solo había dudas, positividad y armonía en vez de negatividad y conflicto.

La fortuna muchas veces nos llega por donde menos la esperamos. Las cosas nunca son fáciles, pero notamos que la meta que deseamos logra estar cada vez más cerca. Con rotundidad, debemos mimarnos un poco más y no preocuparnos por cosas que no nos aportan nada.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN