El tiempo en: Arcos
Miércoles 22/05/2024  
Publicidad Ai
Publicidad Ai

Jerez

El Ayuntamiento ha agotado ya el crédito presupuestario para el presente ejercicio

La cantidad “gastada en fase definitiva” asciende a 266,9 millones de euros, cuando el total de créditos consignados es de 250,9 millones

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Advertisement Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
  • Ayuntamiento de Jerez. -

El Ayuntamiento de Jerez ha agotado ya el crédito presupuestario para el presente ejercicio, según se desprende del último informe de ejecución, de fecha 15 de abril y publicado por el propio Consistorio en su Portal de Transparencia.

En concreto, según ese informe la cantidad “gastada en fase definitiva” asciende a 266,9 millones de euros, cuando el total de créditos consignados es de 250,9 millones. Eso significa que el Ayuntamiento habría gastado ya un 106,37 por ciento del presupuesto del año a pesar de que restan todavía más de ocho meses para la finalización del ejercicio.

El importe total del gasto podría ser aún mayor si se hubieran contabilizado otros 50,2 millones de euros que se encuentran pendientes de aplicar al presupuesto, lo que se conoce popularmente como ‘facturas en el cajón’.

En el informe anterior, de 12 de marzo, se habían gastado 186,6 millones de euros, lo que ya suponía el 74,90 por ciento del importe consignado para todo el ejercicio.

A pesar de ello, el teniente de alcaldesa de Empleo, Economía, Patrimonio, Seguridad, Recursos Humanos, Simplificación Administrativa y Transparencia, José Ignacio Martínez, trasladó a la opinión pública un mensaje de tranquilidad en el programa ‘El Templete’, que se emite semanalmente en 7 TV Jerez y que en esta ocasión reunió a representantes de todos los partidos políticos para analizar la situación económica del Consistorio.

Martínez aseguró que “no habrá problemas para pagar las nóminas ni a los proveedores” y se mostró “convencido” de que el Gobierno local será capaz de sacar esta situación adelante, avanzando igualmente que “en cuanto” finalicen las negociaciones con el Ministerio de Hacienda para el pago de la deuda se aprobará el presupuesto para 2024, ya que no conviene olvidar que el Consistorio mantiene prorrogado el documento económico de 2022.

Esos argumentos no convencen a la concejala del grupo socialista Laura Álvarez, que está “muy preocupada” por la deriva económica del Ayuntamiento, sobre todo después de comprobar cómo en los últimos meses “se han tomado decisiones contrarias” a la lógica, con un incremento de hasta 13 millones de euros en el capítulo de personal.

En esa intervención, Álvarez tomaba como referencia el informe de ejecución presupuestaria del pasado 12 de marzo, cuando ‘únicamente’ se había agotado el 75 por ciento del crédito disponible, preguntando “qué piensa hacer” el Gobierno local en los meses que restan hasta la finalización del ejercicio. “No veo plan, porque además todas las decisiones que se adoptan son contrarias a la senda de contención de gasto” que se puso en marcha en las legislaturas anteriores.

La concejala socialista fue especialmente crítica con las decisiones adoptadas por el Ejecutivo local en materia de personal, con la firma de nuevos convenios que van a incrementar el gasto público “simplemente para pagar actos electoralistas de Pelayo”.

El concejal de Vox Ignacio Soto lamentó por su parte que se esté prorrogando “un presupuesto anticuado” en el que no desconoce si tienen encaje financiero los compromisos adquiridos con diversos colectivos de trabajadores, que han “disparado” la masa salarial, no ocultando tampoco su “preocupación” por la situación económica del Ayuntamiento.

Por último, Kika González, de La Confluencia, recurrió a la palabra “caos” para definir esa gestión financiera, mostrándose igualmente “muy preocupada” por una deriva que puede terminar afectando no solo al pago de nóminas al personal, sino a la prestación de los servicios públicos y al conjunto de la economía de la ciudad.

González concluyó su intervención admitiendo que no confía en la gestión económica del Ayuntamiento, entre otras cosas porque “no hay presupuestos” para el presente ejercicio y ni siquiera se conocen las cuentas de 2022, dado que las últimas aprobadas fueron las de 2021.

 

 

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN