Quantcast
El tiempo en: Arcos
Sábado 25/09/2021

Jerez

“Agustín era una persona muy llana, muy bonachón. La gente le quería mucho"

Compañeros del guardia civil de Jerez fallecido tras ser atropellado recuerdan con cariño al vecino de Cuartillos: "Siempre patrullaba por los pueblos"

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
  • Agustín Cárdenas.

Las Asociaciones Profesionales de la Guardia Civil han mostrado su “más enérgica” y “mayor condena” al “trágico” suceso ocurrido en la madrugada del pasado sábado que le costó la vida al guardia civil Agustín Cárdenas, destinado en el Puesto Principal de Jerez tras ser atropellado cuando estaba de servicio en la carretera A-381, en el término municipal de Jerez.

Los colectivos expresan de forma unánime sus “más sentidas condolencias” a su familia, amigos y compañeros, y desean la “pronta recuperación” a los tres ocupantes que resultaron heridos con el vehículo autor material del atropello tras colisionar con el vehículo en el que circulaban después de arrollar al agente.

Las asociaciones también agradecen las condolencias y muestras de afectos recibidas por autoridades, partidos políticos, agentes sociales y la población en general, “a los que servimos con honor y lealtad”, y "muy especialmente" al Ayuntamiento de Jerez, donde se declaró un día de luto oficial y se dispuso el salón de plenos del antiguo cabildo para instalar la capilla ardiente de Cárdenas.

Agustín, que vivía en Cuartillos, deja viuda, una hija y tres nietos, con los que era pasión y procuraba pasar todo el tiempo libre que tenía. Su marcha también deja muy tocados a sus compañeros,  que este fin de semana le acompañaron en la capilla ardiente instalada en el Cabildo Viejo y en su último adiós.

 “Era muy buen tío, un hombre de aquí, de Jerez. La gente lo quería mucho en los pueblos. Era una persona muy llana, muy bonachón. Siempre patrullaba por Nueva Jarilla, Guadalcacín..”, señalaban a este medio algunos de los agentes de la Guardia Civil de Jerez que han tenido más contacto con Agustín a lo largo de su carrera. Aunque no perteneciera a su grupo de trabajo, su fatal desenlace les ha dejado muy afectados a todos.

“Lo que le ha pasado nos podía haber pasado a cualquiera de nosotros y el dolor de su familia se puede extrapolar a la de cualquiera de nosotros”, apuntaba otro funcionario que ha montado innumerables controles de operativos en el punto donde Cárdenas encontró la muerte mientras estaba de servicio. “Estamos hartos de montar controles de ahí y a partir de ahora será inevitable pasar por allí y dedicarle unos instantes”, concluía.

COMENTARIOS