El tiempo en: Arcos
Jueves 25/04/2024  

Málaga

Sara Blanco, la 'influencer' de 91 años que visibiliza el Parkinson en Instagram

Su "truco" es "soñar con un proyecto todos los días", porque "la imaginación debe volar para distraerte de la enfermedad".

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
  • Sara Blanco, vecina de Marbella que rompe tabúes con su enfermedad. -

Sara Blanco, una vecina de Marbella de 91 años que sufre Parkinson, batalla diariamente contra esta enfermedad y la visibiliza en su perfil de la red social Instagram, donde enseña su pasión por la moda y por la cocina, demostrando que, con actitud y compromiso, no existen barreras.

Blanco es el perfecto ejemplo de que la edad es solo un número y de que las personas mayores, incluso aquellas que padecen alguna enfermedad, no deben rendirse antes de tiempo. Hace 40 años comenzaron los temblores y, a día de hoy, la mujer sigue cocinando, maquillándose y realizando muchas de las tareas del hogar por sí misma.

La nonagenaria, que asegura que siempre ha sentido pasión por la moda, rompe los estereotipos de las personas de su edad y con su enfermedad. Con el pelo tintado en azul, a juego con sus uñas, y elegantemente vestida, recibe a EFE en Marbella, donde reside.

Moda y cocina en Instagram

La mujer, nacida en Valladolid, se mudó durante la pandemia con su hija Beatriz Levín, exintegrante del grupo musical 'Greta y los Garbo' y actual productora de cine, a Los Ángeles, en Estados Unidos. Allí surgió 'Sara is in the kitchen' (Sara está en la cocina), una cuenta de Instagram donde enseñaba en directo recetas de cocina.

La edad de la cocinera, unido a la visible enfermedad del Parkinson, hizo que Sara adquiriera fama en Estados Unidos, lo que catapultó su cuenta en la red social hasta los 150.000 seguidores que posee en la actualidad. Se convirtió en un modelo a seguir por visibilizar su vida cotidiana a pesar de las dificultades.

Ahora, a sus casi 92 años, está inmersa en su nuevo proyecto: publicar un libro de recetas de cocina mediterránea y castellana. La otra predilección de Blanco es la moda, por lo que se la puede ver portando diferentes estilismos en las publicaciones que sube en Instagram.

Sara, que también comenzó a pintar con 70 años y lee la prensa asiduamente, nunca ha dejado de tener proyectos de vida. Asegura que "el no parar" y el "moverse por todos los sitios" es su manera de enfrentarse al Parkinson porque así su cabeza "está en otro lado y no pensando" en la enfermedad.

Un ejemplo de lucha

Para Blanco no hay dudas, la actitud es la que marca la diferencia a la hora de batallar contra el Parkinson. La anciana, con unos temblores más que evidentes, es capaz de escribir de madrugada cuando está relajada, de navegar por Internet, de fabricar una chaqueta de lana -aunque tarde meses- y hasta de enhebrar una aguja.

Su "truco" es "soñar con un proyecto todos los días", porque "la imaginación debe volar para distraerte de la enfermedad". La mujer, a la que le cuesta andar y sufre algunas caídas, demuestra una actitud encomiable y señala que si se cae -literal y mentalmente hablando- no se queda llorando, sino que se vuelve a levantar.

Sara Blanco, que vive en una urbanización de Marbella con sus hijas, da visibilidad a la enfermedad y lanza un alegato para aquellos que también la experimentan. "Que no se asusten y se queden en casa, que se muevan y hagan proyectos", recomienda esta anciana, convertida en toda una influyente en Instagram. 

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN