El tiempo en: Arcos
Lunes 26/02/2024  

Arcos

“Cuando entras en el mundo cofrade, no te vas nunca”

Luis Reyes pronunciará el pregón del Martes Santo dedicado a su hermandad de San Antonio

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Luis Reyes Merino, un archiconocido vecino de Arcos. -

En un lugar tan costumbrista como la terraza de ‘El Farito’ y con un café como pretexto, tras un merecido pequeño descanso en su quehacer diario en el Asilo de La Caridad con nuestros mayores, Luis Reyes repasa con emoción y nostalgia su amplísima trayectoria como cofrade, respaldada inevitablemente por su férrea fe en Dios. El próximo pregonero del Martes Santo anda aún hilvanando su exaltación a una hermandad que, como a todas y cada una de la ciudad, conoce al detalle. No obstante, estamos ante el hermano mayor de La Sacramental, hermano de la asociación del Cristo del Romeral, etc., etc., etc.

Luis, ¿Cómo te llega la noticia del pregón a este hombre de ‘La vieja guardia?

A través de una carta personal que no pude recoger y que me obligó a ir al ‘cuartito’ de San Francisco donde estaban los hermanos presentes.

Un pregón más que jalona tu amplio currículo en este sentido…

Sí, hace dos años que pronuncié el pregón de la Romería del Romeral. En 2007 presenté el cartel del Belén Viviente que fue casi un pregón y ahora me llega el pregón de mi hermandad de San Antonio.

Una vida ligada a la Iglesia…

Si son siete años empecé como monaguillo con don Fernando en Santa María. Después vino don Juan Candil con el que me convertí en ‘monaguillo de plantilla”. Estuve con él casi siete años. Mi abuela Cristobalina ‘la del Santito’ fue quien me introdujo el gusanillo de la fe. Ella se quedó sin madre siendo joven y se vino a casa de mis padres. Solía dormir con ella y me enseñó a rezar y me abrió el camino de la fe.

Y no digamos nada de hermandades…

A pesar de ser del barrio de San Pedro, Santa María… y lo contaré en el pregón, me enamoré de esta hermandad del barrio de San Francisco. De un barrio a otro, sin tener nada que ver, porque nadie en mi casa tenía esta tradición. Dios ha querido que después de 50 años de hermano tenga este regalo tan bonito. Por lo demás, llevo más de diez años como hermano mayor de La Sacramental; ahí andamos buscando relevo y luchando para que no haya una gestora. Aquí no necesitamos salvadores de hermandades, sino gente valiente que quiera ser hermano o hermana mayor. Para salvador, tenemos a quien nos salvó a todos…

No obstante, Arcos es más proclive, si se puede expresar así, a las hermandades de Pasión.

Sí, es cierto. La hermandad de La Sacramental necesita una formación muy profunda y fuerte. Es una hermandad de reflexión que invita a sentarse a hablar con Dios. Cada mes se hace la Hora Santa a la que, por cierto, falto últimamente por motivos laborales.

Volviendo al pregón, supongo que con tan extenso bagaje cofrade será difícil condensar en un pregón casi medio siglo de vivencias…

Sí, son muchas vivencias y mucho que recordar, y todo en apenas tres cuartos de hora o una hora que durará el pregón. Es difícil, ando escribiéndolo aún con sus correspondientes atascos. Prácticamente hay una parte terminada que debe ser refinada.

Muchos de los últimos pregoneros de Arcos ha sido gente joven y muy formada en temas de la Iglesia y en el propio cristianismo porque estas son exigencias de estos tiempos. Contigo, en cierto modo se hace un guiño a las viejas generaciones cofrades. ¿No es así?

De acuerdo. Gracias a Dios, Arcos es una tierra de poetas que siempre se ha dicho. Eso no tiene nada que ver con la religión. En Arcos hemos tenido y seguimos teniendo buenísimos escritores. Pero también tenemos muchos pregoneros jóvenes que lo han demostrado en los pregones del Costalero, Estudiante Cofrade, Exaltación al Lunes Santo, etc. Quiero explicar que es difícil obviar la poesía, aunque yo no soy poeta ni mucho menos, porque nuestro pueblo es por sí solo poético. Me centraré en mis vivencias. Cuando entras en el mundo cofrade, no te vas nunca.

Por otro lado, acabas de renovar tu cargo como presidente del Casino Cultural ‘Círculo de la Unión’, de lo que se deduce que cuentas con respaldo. Además, pensamos que últimamente la entidad está muy presente en la vida cultural de la ciudad.

Llevo cinco años en el cargo, y ahora serían siete. Sin embargo, hubo un año nulo por la pandemia y otro a medio gas. Estamos muy satisfechos con este trabajo que es de equipo. Ahí están Juanma ‘Camachito’, José María, Gabi… Una junta que ha estado a pie de cañón. Hemos hecho multitud de presentaciones literarias, exposiciones, conferencias y los Jueves Flamencos. El ‘Círculo de la Unión’, aunque sea una entidad privada, abre sus actividades al público en un gran porcentaje. Al ser entidad privada, siempre dejamos asientos para los socios porque están en su casa, pero, insisto, los actos están abiertos al público en general y están teniendo buena aceptación.

¿Y os sentís considerados en este sentido?

Nos sentimos apoyados de corazón, aunque hay cosas como un convenio pendiente con el Ayuntamiento que no pudimos firmar en época de elecciones. Curiosamente, nuestro asesor jurídico en este asunto es el alcalde como abogado. Esperamos que el punto pase por Pleno y se pueda cerrar el convenio. Respecto al equipo directivo, quiero destacar la incorporación de Cristina Panal y algunos ‘fichajes’ nuevos. Espero que dentro de poco se presente la nueva junta directiva y la planificación del año, donde contaremos con constantes actividades que presentaremos cada dos o tres meses. De otra parte, desde septiembre u octubre sabemos que el gerente del bar del Casino deja su actividad, por lo que empezaremos a negociar con otra empresa que explote este servicio. Estamos muy agradecidos al trabajo de Pepe Olivera.  

 

 

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN