El tiempo en: Arcos
Lunes 27/05/2024  
Publicidad Ai
Publicidad Ai

Arcos

‘Los gorriones’, una canción para soñar con la vida

Afincado en Chequia, el arcense Adán Sánchez Caro explica el trabajo con su primer single que ya se puede disfrutar en las principales plataformas

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
  • El arcense Adán Sánchez Caro en plena actuación con músicos checos. -

Suena una guitarra flamenca que nos resulta cercana, familiar. Sí, es la del arcense Adán Sánchez Caro que reside por motivos laborales en Chequia.  Irrumpe su voz cantando “Yo, perdido en mil batallas...”. Una pegadiza letra que continúa: “La vida se pasa,/ ya mismo es mañana,/ un día por otro no encuentro mi casa./ Siempre voy de vuelta contando estaciones...”. Estrofas cortas que se inspiran en la soleá; es decir, pocas palabras para decir mucho. Es  ‘Los gorriones’, una bonita canción que se puede oír en Spotify y otras plataformas que ya difunden el trabajo de este aún joven, padre no obstante, y músico en esencia desde que era prácticamente un niño. Así es Adán, un artista con toque canalla, libre de espíritu y ligero de equipaje.

‘Los gorriones’ es su primer sencillo, tema en el que nos sumerge en una íntima reflexión sobre el paso del tiempo y la evolución personal. Con una narrativa autobiográfica, la canción se estructura en tres partes distintas, cada una con su propia profundidad emocional. La primera sección nos lleva a través de recuerdos a la adolescencia, donde el artista retrata su yo joven, impulsivo e irreverente.

‘Los gorriones’, en esta etapa, simboliza la juventud, la intensidad y los primeros recuerdos. El estribillo surge como un hilo que conecta todas las fases de la vida de Adán Sánchez Caro, representando la búsqueda constante de un hogar y la exploración de su identidad artística y errante. En la segunda parte, la canción se adentra en una reflexión más profunda sobre el paso del tiempo y la madurez. Aquí el artista busca su propio camino en medio de las distracciones y la guía que ofrece la vida, en un intento de encontrar su verdadera esencia.

Adán explica que su proyecto es “checoandaluz” porque implica a amigos y compañeros músicos de ambos sitios, entre ellos los célebres ‘Tronquis’ y el artista ilustrador Enrique  Sánchez Carrera.  Aunque el trabajo se ha desarrollado a distancia con la ayuda de las nuevas tecnologías, uno en Arcos, otro en Madrid, los ‘Tronquis’ fueron esenciales para aportar la percusión y otros instrumentos. El productor es un amigo con el que Adán trabajó ya en ‘Hola niños’, un programa infantil de la televisión pública checa. También ha contado con los coros de una cantante checa joven; la masterización y proceso final fue obra de otro amigo, un técnico ingeniero de la radio checa. En suma, un largo proceso que ha dado sus frutos con ‘Los gorriones’, el single que servirá por lo pronto para promocionar al arcense, que señala como curiosidad que es en Buenos Aires (Argentina) donde más está sonando su canción: “cosas de los algoritmos”.

 

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN