Quantcast
El tiempo en: Arcos
Jueves 27/01/2022  

Arcos

Aqualia insiste en que el agua de Arcos es apta para el consumo humano

La empresa sugiere nuevas inversiones al Ayuntamiento para mejorar la red tras los episodio de acumulación de cal como consecuencia de la limpieza de depósitos

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
  • Imágenes facilitadas por Aqualia para mostrar la ingente cantidad de cal que se acumulan en las tuberías. aqualia

La empresa que gestiona el Servicio municipal de Aguas de Arcos,  Aqualia, ha informado de nuevo de la incidencia en cuanto a color y turbidez que presenta el agua en algunos puntos de la red de distribución. Estas incidencias, según la empresa, se deben a la gran cantidad de cal que presenta el agua suministrada. “Esta agua, que es captada en pozos profundos, presenta una dureza muy elevada al contener una alta concentración de sales de calcio, que van precipitando y acumulándose en los depósitos de almacenamiento y regulación y en las redes de transporte y distribución de la misma (tuberías). 

Cada vez que se produce una variación en la velocidad del agua, como ocurre en el caso de los cortes de suministro para reparación de averías o los motivados para la limpieza y desinfección de los depósitos, se produce desprendimiento y arrastre de la cal y pequeñas partículas de arcilla acumuladas en las redes.

Los pasados días 30 de noviembre, 1 y 2 de diciembre se realizó la limpieza y desinfección de los principales depósitos del núcleo de Arcos: Las Canteras, Voy-Voy y La Escalera. Estas limpiezas son realizadas a instancia de la autoridad sanitaria en cumplimiento de la legislación vigente para garantizar la calidad del agua que consumen los vecinos. Estos depósitos solo tienen un vaso donde se almacena toda el agua, por lo que para realizar la limpieza de los mismos se hace necesario el vaciado completo de los depósitos y de las redes, con la consiguiente suspensión del suministro a la población. Para procurar que estos cortes afectaran a la menor cantidad de vecinos posible, se tuvieron que abrir válvulas y comunicar las tuberías de distintos barrios del municipio. Estas variaciones en las condiciones normales de suministro son las que han provocado el desprendimiento y desplazamiento de las partículas asentadas sobre las redes.

Hasta la presente, todas las analíticas realizadas a las muestras de agua dan como resultado un agua apta para el consumo, según la empresa. Estas muestras han sido tomadas en los distintos puntos de muestreo repartidos en las diferentes infraestructuras (pozos, estaciones de bombeo, depósitos, etc) que componen el sistema de abastecimiento de Arcos y cuya ubicación se encuentra definida en el Protocolo de Autocontrol y Gestión del Abastecimiento aprobado por la autoridad sanitaria.

Para eliminar esta turbidez del agua, Aqualia tiene establecida una planificación anual de purgas y limpieza de tramos finales de redes, pero cuando se tiene conocimiento de que algún usuario detecta un aumento de la turbidez del agua, se procede a realizar purgas de los tramos de red más cercanos a la finca donde se ha observado la incidencia, a través de desagües, hidrantes y bocas de riego e incluso de acometidas.

Con estas purgas se produce el arrastre de los sedimentos depositados en la red, extrayéndose de la misma. La labor se realiza hasta que comienza a salir agua limpia con un bajo nivel de turbiedad. En esta ocasión, la acumulación progresiva de carbonatos en las redes ha provocado que estas incidencias, que en ocasiones anteriores se han resuelto en días, estén teniendo una duración mayor de lo deseable y en ocasiones ocasional.  El hecho de que no se consiga una limpieza inmediata de los tramos afectados es debido a la inexistencia de desagües de diámetros suficientemente grandes, por lo que no se consigue alcanzar una velocidad suficiente del agua capaz de arrastrar las partículas depositadas en las tuberías. Por esta razón, y para evitar que esta situación siga produciéndose en un futuro, desde Aqualia se propondrá al Ayuntamiento de Arcos realizar una inversión en instalación de desagües de sección suficiente, conectados a la red de alcantarillado, en los puntos finales de redes.

En el momento de la licitación del contrato de gestión del servicio del ciclo integral del agua, año 2012, Aqualia identificó una serie de deficiencias tanto en las instalaciones del abastecimiento, como en las de saneamiento y valoró entonces las inversiones necesarias en más de 18 millones de euros (exactamente 18.744.235), de las cuales sólo una pequeña parte podrían hacerse a cuenta del compromiso adquirido por Aqualia en la formalización del contrato, por el cual se realizarían inversiones en obras por valor de un millón de euros durante el segundo año de gestión, trescientos mil euros (300.000 euros) durante el tercer año de gestión y de 145.500 euros por cada año, a partir del cuarto año de gestión hasta el final del contrato. Todo esto independiente, de los 7,5 millones de euros que Aqualia entregó en efectivo al Ayuntamiento en concepto de canon de concesión, en los tres primeros años de contrato. Entonces el Consistorio estaba gobernado por el grupo PP-Ai-Pro, pero teóricamente no se destinó el canon para mejorar el servicio en la ciudad.

Aqualia asegura que está trabajando para ofrecer las respuestas técnicas que mejoren las redes municipales de agua.

 

 

 

TE RECOMENDAMOS