Quantcast
El tiempo en: Arcos
Viernes 12/08/2022
 

Arcos

Pepe Fernández muestra su nivel y es cuarto en el Campeonato de España por segunda vez

El corredor de Jadramil igualó el cuarto lugar conseguido en Pontevedra en el año 2005 en su última prueba antes de pasar a la categoría Máster 50

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
  • Pepe Fernández esquiva las piedras en una de las zonas más complicadas del circuito de Candeleda, donde logró un cuarto puesto muy merecido.

El corredor de Arcos Pepe Fernández consiguió un excelente cuarto puesto en la prueba de Máster 40 de los Campeonatos de España de BTT XCO celebrada el pasado sábado en la localidad abulense de Candeleda, en plena Sierra de Gredos.

Fue un fin de semana bastante intenso, como suele suceder en cada edición de los Campeonatos de España, en un circuito extremadamente técnico tanto para las subidas como para las bajadas, aunque mucho más largas las subidas que las bajadas. De los 4,5 km que tenía el recorrido, casi cuatro se hacían subiendo, con bajadas cortas y de nuevo para arriba. Había que mantener un ritmo alto de pedaleo porque si no no se podían pasar los tramos de rocas (rock garden), muy escalonados, y en los que había que apretar obligadamente. Pepe estuvo entrenando el jueves previo a la carrera del sábado y quedó muy sorprendido por la dureza del circuito: los saltos eran bastante altos, algo que nunca le había sucedido, pero el ciclista de Arcos le echó redaños al asunto y lo tuvo bien controlado ajustándose bien a las trazadas. El calor también fue un condicionante de importancia, pero las piscinas naturales de Candeleda y alguna zona de sombra ayudaron bastante a sobrellevar el calor sofocante.

Sus rivales llegaban a tope de preparación. Como Pepe solo disputó el Open de Baza le tocó un número que le retrasó a la tercera línea de la parrilla de salida, en un arranque muy complicado porque se estrechaba a los 200 m a la izquierda, por lo que había que conseguir un buen hueco, lo que le relegó a puestos muy retrasados y teniendo que tratar de remontar en la subida larga de la primera parte del circuito, una pista. Al llegar a los estrechamientos se producía un trenecito en el que había que esperar que el corredor de delante saliese del atolladero, mientras que la cabeza se iba alejando paulatinamente, lo que obligó a Pepe a tener que remar bastante durante la primera vuelta para intentar remontar todo lo que pudiera hasta colocarse sin saberlo en tercera posición. Fue adelantado por el cuarto de la carrera y prefirió no obcecarse demasiado para controlar la carrera en todo momento, tanto en lo relativo a un posible hundimiento físico como a una avería o un pinchazo, por lo que entró en la meta con la sorpresa de haber logrado la cuarta plaza igualando el cuarto conseguido en Pontevedra en el 2005. “Si hubiese dado más de mí hubiera podido alcanzar un segundo puesto, pero dentro de los parámetros de mi rendimiento actual quedé muy contento porque no cometí fallos, que era lo primordial en este tipo de competiciones tan exigentes, llevando siempre un ritmo alto tanto bajando técnicamente, que me salió muy bien, como subiendo, donde pude aprovechar la fuerza de mis piernas para lograr una cuarta posición entre 61 corredores, la parrilla más nutrida de todas las categorías”, resumió el incombustible ciclista gaditano, que volvió a dar lustre y brillo a su palmarés competitivo al más alto nivel de competición nacional.

Pepe ha quedado muy satisfecho por cómo han ido transcurriendo su preparación durante el último mes toda vez que sufría el hándicap de no haber corrido ninguna prueba desde el 6 de junio, donde participó en el Open de España de XCO en Baza, casi dos meses sin ritmo de competición entrenando en solitario en sesiones muy arduas en condiciones muy complicadas debido a las altas temperaturas. Su estado de forma de forma, pese a la buena programación de entrenamientos y a los kilómetros acumulados en sus piernas, era toda una incógnita.

Ahora toca descansar y empezar a preparar la temporada 2023, una fase que empezará en el mes de septiembre. Para Pepe Fernández se abre una nueva etapa en su periplo deportivo ya que entrará el año próximo en la siguiente categoría que le corresponde, la de Máster 50, al concluir su participación en Máster 40 por edad. El cambio lo recibe Pepe con ilusión porque le va a hacer más competitivo en los primeros años de la nueva década y contará con más opciones de podio. “Vuelvo a ilusionarme con el cambio de categoría ya que con el paso de los años tus fuerzas van mermando y, por mucho que entrenes, porque yo no he parado nunca, lo vas notando. Mantenerse con 49 años y medirse a los rivales que tienen 39 es bastante complicado, de ahí que tenga más ilusión por luchar por más carreras y más competiciones volviendo a ser mucho más competitivo y que el rendimiento de mi preparación física me cunda más que en la actualidad. Ahora realizo muchos esfuerzos y para quedar segundo o tercero me las veo y me las deseo. El paso a Máster 50 se acomoda mejor a mi edad. Es la categoría reina antes de la retirada. Es un poco triste ver que se hace uno mayor pero, por otro lado, he disfrutado toda mi vida con la bici”, señaló el inagotable deportista.

TE RECOMENDAMOS