Quantcast
El tiempo en: Arcos
Martes 15/06/2021

Arcos

Un monumento justo con la historia

El artista Alejandro Pedrajas avanza que su obra a los trabajadores y trabajadoras del campo se ejecutará en hormigón armado tratado con óxido

Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Alejandro Pedrajas lleva diez años afincado en Arcos, donde ha realizado más de una obra de arte.

La pasada semana trascendía que será el escultor ceutí afincado en Arcos desde hace diez años Alejandro Pedrajas quien ejecutará el monumento dedicado a los trabajadores y trabajadoras del campo en la rotonda de Los Cabezuelos; una iniciativa que fue consensuada en el Pleno municipal por los diferentes grupos. Con este monumento se pretende rendir tributo a un sector clave en la economía tradicional de la ciudad y que en ocasiones ha sufrido las consecuencias de un trabajo mísero en épocas muy duras que ha conocido la historia de nuestro país, como explicaba hace unos días la delegada municipal de Cultura, María Macías.

Alejandro Pedrajas, que hasta el pasado curso ejerció como profesor en el IES Guadalpeña y que ahora se encuentra en Ubrique, avanza que “el conjunto escultórico con el lema Spanish Gothic hace referencia a la muy conocida  pintura de Grant Wood en la que se representa a una pareja de granjeros”. El monumento contará con dos metros y medio de altura e irá instalado sobre una base de unos 70 centímetros, haciendo un total de más de tres metros. La obra se materializará en hormigón armado, un material que aguantará perfectamente el paso del tiempo. Si bien el hormigón es un material de un aspecto tosco y deshumanizado, se tratará con óxidos para integrar la obra en  el paisaje.

Sobre el proceso creativo, el artista escultor señala que después de pensar durante semanas, y realizar multitud de dibujos, pudo desarrollar el concepto de la obra, lo que lo animó a realizar el boceto en tres dimensiones con una  idea previa. “Era importante elegir bien el material, ya que de ello dependía la viabilidad del proyecto. Se pensó en acero corten, pero los costes de producción no lo permitían, así que se decidió que el material fuese hormigón, fuerte y duradero”. La elección del material ha influido decisivamente en el diseño de la obra, ya que a la vez que se creaba el boceto había que pensar si se podría materializar a gran escala, teniendo en cuenta pesos y estructura.

El artista, que ha realizado monumentos en su ciudad natal y en el propio Arcos, dio con la idea relativamente pronto, realizando un pequeño boceto en poliuretano, el cual le sirvió como guía para elaborar la maqueta que finalmente se presentó a concurso.  La obra estará disponible a finales de año para su ubicación definitiva en la rotonda de Los Cabezuelos.

COMENTARIOS