Quantcast
El tiempo en: Arcos
Lunes 29/05/2023  

Deportes

Antoine Griezmann marca la diferencia

En el minuto 73 marcó este domingo la diferencia a favor del Atlético de Madrid frente al Athletic Club

Publicidad AiPublicidad Ai

ATLÉTICO MADRID-ATHLETIC CLUB.

ATLÉTICO MADRID-ATHLETIC CLUB.

ATLÉTICO MADRID-ATHLETIC CLUB.

Al borde del minuto 73, en seis segundos de carrera, en cinco toques, con una internada imponente que empezó en su medio campo y retomó después con una conducción inalcanzable con la que rebasó toda la estructura defensiva del Athletic Club, Antoine Griezmann marcó este domingo la diferencia a favor del Atlético de Madrid, ganador de su cuarto partido en las últimas cinco jornadas para consolidar su cuarta plaza.

Porque el internacional francés, que le ha marcado 14 goles al Athletic Club, el de la victoria de este domingo, pero también el del triunfo en la primera vuelta en San Mamés, igualmente por 0-1, cambió el rumbo de un partido aplacado en el empate, por los porteros, Jan Oblak en los locales y Julen Agirrezabala en los visitantes, y por la falta de precisión en los últimos metros, hasta su irrupción definitiva, una de tantas de un goleador histórico.

Una pesadilla también insistente para el Athletic, que jugó para más de lo que logró en el estadio del Atlético de Madrid. Ya sea en el actual Metropolitano o en el desaparecido Vicente Calderón, el conjunto bilbaíno no ha ganado en sus trece últimas visitas al terreno del grupo que dirige Diego Simeone, en un crecimiento constante desde que reanudó la competición tras el Mundial 2022, a dos puntos ya del tercer puesto, con el derbi a la vista.

El Athletic propuso desde el principio en el Metropolitano. Demostró ambición, pisó con más asiduidad incluso que el Atlético el campo contrario en todo el primer tiempo, llegó hasta los tres cuartos de campo con unas cuantas prometedoras combinaciones... Y falló el último pase, el último regate, el último desmarque, hasta en algún momento en el remate final, como Sancet al borde del descanso, en la zona que lo define todo, en el lugar donde Reinildo también se cruzó providencial en dos ocasiones, una hasta milagrosa.

El lateral mozambiqueño es una roca en defensa. Ha recuperado su esplendor. No lo ha hecho todavía del todo Yannick Carrasco, por momentos brillante, por momentos un futbolista embarullado en sus propias cualidades, indudables siempre, menos visibles desde la vuelta del Mundial 2022. O quizá antes. Corre, insiste, amaga, pero apenas desborda. Todo se queda en una expresión reducida de todo lo que puede, debe ser y fue el extremo/carrilero campeón de Liga con el Atlético hace menos de dos años.

Ahora juega ya de extremo claro, pero es justo cuando menos desborda con un giro individual en el frente ofensivo, por más que las dos únicas ocasiones de todo el primer tiempo y más allá del Atlético llevaron su nombre, en su reencuentro con la titularidad más de un mes después. Desde el 0-1 con el Barcelona no formaba en la alineación inicial.

La primera cuando encaró y falló ante Julen Agirrezabala, el portero elegido para el Metropolitano por Unai Simón. O acertó el guardameta, solvente ante la tentativa del futbolista belga. La segunda cuando ya había empezado el segundo tiempo, cuando su lanzamiento con la derecha lo despejó el cancerbero con una estirada plena de reflejos.

En un partido equilibrado, en el que nadie renunciaba a nada, con dos equipos dispuestos para tomar ventaja, para atacar más que para defender, la réplica en el otro área la dio Jan Oblak, cuando sacó una mano derecha magnífica para negar el 0-1 a Nico Williams en el duelo individual frente al portero esloveno, crucial en el 'nuevo' aspecto de su equipo, por primera vez exigido por el Athletic. La otra gran ocasión anterior, antes del intermedio, la malgastó alta Sancet.

Y, entonces, con el encuentro ya lanzado, entre el inconformismo de los dos equipos, surgió Griezmann, imparable en su trepidante y potente carrera, para combinar primero con Memphis Depay y dirigir su ambición hasta el área contraria, hasta la perfecta definición con la izquierda, cruzada, fuera del alcance de Agirrezabala para marcar la diferencia, quizá la única de todo el duelo, en tan solo seis segundos, con cinco toques, en el minuto 73. Decisivo. Por enésima vez.

- Ficha técnica:

1 - Atlético de Madrid: Oblak; Molina, Giménez, Hermoso, Reinildo; Llorente, Koke, De Paul (Barrios, m. 59); Griezmann (Saúl, m. 92), Correa (Morata, m. 59), Carrasco (Memphis, m. 73).

0 - Athletic Club: Agirrezabala; De Marcos, Vivian, Yeray (Paredes, m. 84), Yuri; Vesga, Dani García (Zarraga, m. 68); Nico Williams (Berenguer, m. 84), Sancet (Raúl García, m. 84), Muniain (Guruzeta, m. 68); Iñaki Williams.

Gol: 1-0, m. 73: Griezmann.

Árbitro: Martínez Munuera (C. Valenciano). Amonestó con tarjeta amarilla a los locales Giménez (m. 32) y De Paul (m. 45) y a los visitantes Dani García (m. 32), Yeray Álvarez (m. 55) y Vivian (m. 67).

Incidencias: partido correspondiente a la vigésima segunda jornada de LaLiga Santander disputado en el estadio Cívitas Metropolitano ante 61.617 espectadores. Antes del inicio del partido, el Atlético de Madrid honró al Athletic Club, su entidad fundadora en 1903, y se guardó un minuto de silencio en memoria del exjugador Marcos Alonso, el socio número 2 del club rojiblanco, Bartolomé Enseñat Velasco, y las víctimas del terremoto de Turquía y Siria. 

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN